Alimentos saludables: Beneficios del té matcha
8 mayo, 2016
Introducción a la aromaterapia
30 mayo, 2016
Ver todo

10 Alimentos que comer antes de yoga

Comer adecuadamente es muy importante para tener la energía suficiente a la hora de realizar cualquier esfuerzo, en el caso del yoga es esencial. La naturaleza de este ejercicio, muchas veces de gran intensidad, puede ejercer mucha presión en la zona abdominal y provocar sensaciones de náuseas o mareos si uno no se ha alimentado bien antes.

Como regla general, es mejor comer con tiempo suficiente para hacer la digestión antes de la clase (unas 3 horas aproximadamente, aunque esto varía en función de la persona y lo que se haya comido). Mejor favorecer alimentos con un índice glucémico bajo y no hacer comidas muy pesadas, evitar bebidas alcohólicas y gaseosas, así como comida basura y/o muy grasienta.

Si no hay posibilidad de comer con tanta antelación o se tiene mucho hambre, se puede comer algo en poca cantidad, mejor alimentos con un índice glucémico alto y nunca más tarde de 1 hora antes de la clase.

El índice glucémico cuantifica la calidad de los hidratos de carbono presentes en un alimento. Cuando el IG es muy alto, quiere decir que los azúcares y la energía que generan se digieren y absorben muy rápido. Cuando el IG es más bajo, teóricamente los azúcares se consumen de manera más estable. Abajo encontrarás alimentos con varios tipos de índices glucémicos.

Este listado contiene alimentos lacto vegetarianos: sattvicos, nutritivos y fácilmente digeribles. En cualquier caso, qué comer antes de realizar yoga o en cualquier momento de tu vida es un tema muy personal, por ello esta lista es meramente orientativa: ante todo, hay que elegir lo que mejor le siente a uno.

Descubre el resto de posts de la serie Alimentación y Yoga:

10 Alimentos que comer después de yoga (omnívoros)

10 Alimentos vegetarianos que comer después de yoga (vegetarianos y veganos)







1. Agua.

Beber agua es esencial, antes de yoga, durante y después, independientemente de lo que se coma o de lo que no. Aunque tampoco hay que inflarse justo antes y llegar a clase con el estómago lleno de líquidos, lo ideal es beber de manera constante durante el día, poco a poco.

Tradicionalmente, se practicaba yoga al amanecer con el estómago vacío. Así que si te sientes mejor practicando así, no te juzgues y escucha a tu cuerpo.

Si quieres ir a una clase al amanecer, mejor que bebas unos 2 o 3 vasos de agua o un poco de zumo de lima o limón disuelto en agua tibia (cuenta con que el agua tarda unos 15 minutos en digerirse). También sería bueno que intentaras vaciar los intestinos antes de clase, pero eso es otra historia.

 

2. Fruta.

Son una fuente buenísima de agua y vitaminas, así como de azúcares naturales de rápida digestión. Algunas especialmente recomendadas son:

Aguacate. IG 10
Es una fruta particular que no tiene muchos azúcares, pero sí muchas vitaminas, calcio y minerales como el potasio y el magnesio, que son pura gasolina para los músculos y huesos del cuerpo humano. Es fácilmente digerible y muy saciante además gracias a la fibra que contiene.

Frutas del bosque (fresas, cerezas…). IG 25
Altamente antioxidantes por su contenido en vitamina C, son buenas para los dolores en las articulares. Gracias a su ácido fólico, contribuye al buen aprovechamiento de los azúcares. Con mucho potasio y calcio, es un buen alimento para los músculos y contra calambres, dolores, debilidad y fatiga.

Manzana. IG 40
Con mucha agua, azúcares de rápida absorción y mucha fibra, es muy saciante.

Plátano o banana. IG 45
Son muy fáciles de encontrar durante todo el año, y tienen mucho potasio y magnesio (una buena ayuda contra distensiones y calambres musculares). Es barato y un súper cóctel antioxidante y energético, ¿qué más se puede pedir?

 

3. Verdura.

Generalmente bajas en azúcar, las verduras son muy hidratantes y saciantes. Mejor consumirlas crudas o al vapor para conservar al máximo sus nutrientes, aunque hervidas con un poco de agua son más digeribles. De las que tienen mayor contenido en agua y menor IG son el pepino, el apio, el pimiento, el brócoli, el tomate…

El hummus también se recomienda para consumir un extra de proteínas que complementen tu comida, hidratos y fibra pero en raciones controladas, porque también es bastante calórico.

 

4. Batidos.

Una buena manera de tomar a la vez distintos tipos de frutas y verduras de manera rápida y relativamente ligera. Se pueden mezclar con yogur o leche de origen animal o vegetal para conseguir una consistencia más cremosa y tener un extra de proteínas como complemento, pero mejor diluirla con agua para que sea más digerible. Mejor no añadir azúcar ni utilizar frutas congeladas.

 

5. Yogurt o lácteos.

Con un bajo IG, se pueden tomar solos o mezclados con frutas, frutos secos, avena… Aportan calcio y proteínas a tope. Se puede incluso añadir un poquito de miel para añadir hidratos y azúcares.

 

6. Frutos secos.

Fuente de proteínas, fibra, grasas saludables y multitud de vitaminas y minerales. Su IG es bajo, pero son muy calóricos, por lo que es mejor no superar las 10 unidades por ración o menos si el tamaño de la pieza es más grande (ej. Nueces). Recurre a versiones más naturales de los frutos secos intentando evitar los preparados salados para aperitivos que retienen líquidos. Algunas de las mejores opciones son:

Almendras crudas. IG 15
Se pueden tomar tal cual o remojadas para facilitar su digestión. Siempre intentar pelarlas (remojadas es mucho más sencillo retirar la piel). Contienen un mayor porcentaje de proteínas que otros frutos secos típicos.

Nueces. IG 15
Tiene ácidos grasos saludables como Omega 3 u Omega 9 buenos para el corazón, el cerebro y que reducen el colesterol malo. También contienen serotonina, por lo que ayuda a reducir el hambre y a reducir el estrés y la ansiedad.

 

7. Frutas pasas.

Con un IG más alto, igual que las frutas frescas, conservan sus azúcares naturales pero quizás resultan más fáciles de comer. Son ideales para mantener los niveles de azúcar y conseguir un chute de energía. Estoy hablando de pasas, orejones, dátiles, higos secos…

Mejor tomarlas remojadas si hay posibilidad, ya que resultan más digeribles. Si se bebe también el agua en la que han sido remojadas, mejor. Una forma fácil de hacerlo es dejarlas a remojo en un vasito al acostarse y tomarlas en el desayuno bebiendo el agua. También se pueden llevar al trabajo en un bote pequeñito y tomarlas a lo largo del día cuando se necesite.

 

8. Avena.

Rica en fibra, se puede tomar con yogur o leche, pero a mí personalmente solo me gusta cocida en agua y leche caliente (porridge o gachas) y con un poquito de miel y/o fruta, aunque entonces su IG sube aún más.

Nos provee de hidratos complejos y mucha energía, pero puede llenar mucho así que mejor vigilar las cantidades y no consumir más de un cuarto de taza de avena seca o mitad de taza si está cocinada.

No está recomendada a personas con diarrea o problemas intestinales y es muy importante beber muchísima agua si se consume en forma de salvado.

 

9. Chocolate negro.

Con un IG que ronda el 25, ayuda a regular el azúcar en sangre y activa el cerebro regulando el humor, la atención y la concentración. Eso sí, tiene que tener al menos un 70% cacao y tampoco hay que cebarse, bastante con 1 o 2 onzas.

 

10. Pan integral.

Siempre es mejor consumirlo integral, para reducir un poco el índice glucémico con respecto a su versión blanca y aumentar el consumo de fibra y nutrientes presentes en el salvado de los cereales. Además de su alto contenido en hidratos, equilibrar el azúcar en sangre y aporta también algo de proteína.

 

Comer antes de yoga Pinterest

Yogui Principiante utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario, si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies