Yoga para la parte superior del cuerpo
Secuencia de yoga para brazos y hombros
8 mayo, 2017
Qué significa el mantra OM
Significado del mantra OM
22 mayo, 2017
Ver todo

5 razones para hacer pan

Razones para hacer pan

A simple vista, hacer pan impresiona: complicación, tiempo… Mucha gente ni se plantea hacer pan en casa, pero es más sencillo de lo que puede parecer. Hoy os cuento las ventajas que me aporta hacer pan casero.

Los que me conocen saben que 1) Me encanta el pan. Cuanta más miga, mejor. Y 2) Me encanta hacer mi propio pan. Llevo más de un año haciéndolo, experimentando y perfeccionándolo, y ¡me hace tan muy feliz! Bastante gente me ha preguntado por qué me ha dado por hacer pan en casa, por eso hoy quería contároslo.

No es mi intención entrar en el debate acerca del consumo de gluten, no tengo un fondo suficiente como para opinar de este tema tan complicado. Solo puedo decir que, si bien intento no excederme, a mí me sienta bien. Mi madre, por ejemplo, es sensible al gluten y restringe su consumo. Al final, nuestro cuerpo es sabio, y generalmente nos suele mandar señales cuando algo no va bien.

Bueno, basta ya de rollos. Vamos allá con las 5 razones para hacer pan casero.

 

Hacer pan es sano

Nuevamente, insisto en que no es mi intención decir que el gluten es sano o no. Pero puestos a comer pan, está bien intentar que sea de la mejor calidad posible, no?

Hacer pan es más sano que comprar una versión comercial. La mayoría de los panes que tenemos a nuestra disposición en las grandes superficies o cadenas de panadería son de masa descongelada. Por otro lado, los panes de molde comerciales tienen bastante azúcar. Los ingredientes de estas masas son dudosos (no hay más que leer las etiquetas) e incluso engañosos (pan supuestamente integral compuesto de harina de trigo refinada y un porcentaje pequeño de salvado de trigo, por separado).

Al hacer pan en casa, tienes el poder de decidir exactamente qué comes: sin conservantes, sin colorantes (sí, muchos panes comerciales los tienen), usando la harina y la cantidad de azúcar que quieras (si quieres).

Yo siempre opto por harina integral de trigo u otras harinas integrales, como la harina integral de espelta. La harina integral tiene más proteínas que la harina refinada y mucha más fibra. Esto ayuda a regular el tránsito intestinal combatiendo el estreñimiento y a controlar los niveles de azúcar y colesterol en sangre.

 

Hacer pan es barato

Los ingredientes que se necesitan para hacer pan no pueden ser más básicos: harina, levadura, agua y sal. También son de por sí muy baratos y dan mucho de sí. Con un kilo de harina de fuerza podemos hacer nos 3 o 4 panes de unos 700g. Lo cual está super bien.

Además, el pan casero dura mucho más que uno de masa descongelada. Si no lleva masa madre, dura un poco más de 2 días perfecto. Si lleva masa madre, la cifra sube.

El factor decisivo (para mí) es que se puede congelar y queda super bien. Yo corto las hogazas en rebanadas y las congelo en bolsas de plástico. Para tomarlas, basta con meterlas en el tostador y en un minuto, voilà!

Y luego, os parecerá una chorrada, pero hacer pan también te ayuda a ahorrar en regalos y encima quedar como Dios. ¿Que te invitan a cenar? Hogaza. ¿Que vas a visitar a alguien que hace tiempo que no ves? Hogaza. Y punto.

 

Hacer pan es fácil

Hacer pan en sí es mega fácil. Lo que pasa es que sí que es verdad que hacerlo a mano es un poco más pringoso. Y tiene la pega de que tienes que estar controlando los procesos de levado y demás. Que si te gusta cocinar, tampoco es tanto problema, pero puedo entender que dé más pereza.

Por eso, Dios creó la panificadora. No puedo estar más encantada con la mía. La amo. Es como una Thermomix de panes: pones los ingredientes, seleccionas el programa y ciao hasta dentro de 3 horas. Puedes elegir el peso, el punto de dorado y un montón de programas diferentes (pan blanco, pan integral, pan dulce, pan sin gluten…) pero, lo que marca la diferencia es que también suelen servir para:

  • Amasar, levar o amasar y levar sin hornear (ideal cuando quieres hacer tu pan, pero no te quieres pringar).
  • Hacer bizcochos.
  • Hacer mermelada.
  • Hacer yogurt.

Eso sí, tiene pegas: es un trasto más que hay que tener en casa y, según el modelo, los panes no te salen con la forma que tú quieres, salen con la forma de la cubeta, y se les queda el hueco de la pala.

 Aquí abajo foto de una de mis hogacitas queridas, no me digáis que no es ideal. A mí me gustan poco cocidas y blanditas, por eso las pongo al dorado mínimo.

Razones para hacer pan - Pan integral casero 

Hacer pan es satisfactorio

No sé si esto le pasará a todo el mundo, pero a mí comerme algo rico, sano y cocinado por mí me pone mogollón. En lenguaje más correcto: me resulta profundamente satisfactorio. Comer mi propio pan es una sensación única para mí. Me sabe riquísimo, lo disfruto muchísmo. Jamás volveré a mirar un pan igual.

Y aparte está… El olor de pan recién hecho. Me archiencanta y encima dicen que te hace mejor persona. Y sino, mirad este artículo.

 

Hacer pan es relajante

Cocinar es relajante. A mí me relaja preparar los ingredientes, medirlos, mezclarlos, amasarlos o mirar cómo se amasan. Sobre todo, el momento del amasado es algo como enfermizo, algo así como la moda del slime.

Obviamente, también me relaja comérmelo. Para untar o acompañar la comida, a modo de panino, en tostada con queso y aguacate, con tomate y tortilla, con hummus o muhammara, con cualquier paté vegetariano del Aldi, con queso philadelphia, con mantequilla de cacahuete… Mmmm, es como un trance.

Hacer pan en casa es casi una forma de meditación. Tal y como concluye un estudio realizado en Reino Unido, calma, relaja, mejora el ánimo y el humor y hasta puede paliar los efectos de la depresión.

 

Así que ala, ¡todos a hacer a pan! 🙂

 

Razones para hacer tu pan Pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yogui Principiante utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario, si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies