Es el Bikram Yoga malo
14 noviembre, 2016
DIY Bálsamo labial natural
28 noviembre, 2016
Ver todo

6 formas de atraer energía positiva en casa

Muchas veces, con el ritmo de vida de hoy en día, se pasa poco tiempo en casa. Pero nuestra casa es nuestro remanso de paz en la locura del día a día y no la solemos cuidar como se merece. No pasa nada si vives en una casa alquilada que no has amueblado tú mismo, con unos pequeños gestos, conseguiremos convertirla en un auténtico imán de energía positiva para recargar fuerzas a tope mientras estamos allí.

Hablar de energía positiva o negativa puede resultar quizás un poco equivoco, por eso me gustaría matizarlo. La energía positiva, o por lo menos a la que yo me refiero hoy, no es algo que consigas por colocar un cuadro bonito o una planta, sino algo que genera cada uno con una actitud positiva y sana ante la vida. Ciertamente, un entorno propicio ayuda a que nuestra actitud esté más relajada y desenfadada a pesar de las agresiones externas de nuestro día a día, de ahí este post.

Como digo, lo primero es nuestra actitud vital, pero con unos pequeños detalles se puede potenciar que nuestra casa sea un entorno más agradable y vibre positivamente. Yo paso muchas horas al día fuera de casa y entre semana solo paso para cenar y dormir. Cuando llego a casa de mala leche y agotada, seguir con esta actitud no me ayuda a desconectar, y muchas veces lo noto en la calidad del sueño, en mi humor al día siguiente o en mi estado de salud. Personalmente, sentirme a gusto en casa me ayuda a desconectar, a descansar mejor y a encarar la vida con más optimismo. Así que basta de cháchara y veamos cómo podemos ayudar a atraer energía positiva en casa:

 

1. Plantas

Sí, nuestras casas generan toxinas y tóxicos. Da igual lo limpia y ventilada que se tenga, el humo del tabaco, las pinturas, barnices y pegamentos en muebles y paredes, los plásticos o los productos de limpieza, entre otros, producen sustancias nocivas que nos afectan negativamente. El formaldehído, el tricloroetileno, el benceno, el amoníaco o el xileno son los tóxicos más presentes en nuestros hogares. Éstos, además de potenciar la aparición de algunos cánceres, son culpables de provocar dolores, sensación de sequedad en la garganta e irritación en piel y mucosas. Entonces, ¿cómo podemos hacerle frente? Pues, según la NASA, con plantas de interior. Al contrario de lo que se venía pensando toda la vida, tener plantas dentro de casa no es malo. Las plantas purifican el aire y tienen la capacidad de eliminar el 85% de la contaminación en una habitación. Por eso se recomienda repartirlas en las distintas estancias del hogar, aunque con colocar una planta cada 30 metros cuadrados es más que suficiente para purificar el aire. Algunas de las plantas de interior más fáciles de cuidar y que mejor purifican el aire son:

 

Poto.

No necesita muchos cuidados y puede sobrevivir en la semisombra. De riego poco abundante, con uno semanal le basta o si la tierra todavía está húmeda, menos. Crece rápido y neutraliza eficazmente el formaldehído, el xileno y el benceno.

 

Lengua de tigre o sansevieria.

Otra planta muy resistente que sobrevive tanto en semisombra como bajo el sol directo. De riego muy poco abundante, cada dos semanas o un mes, dependiendo de la época del año. Neutraliza el formaldehído, el benceno y el tricloroetileno y, por la noche, absorbe el dióxido de carbono del ambiente y libera oxígeno.

 

Cinta.

Soporta condiciones de poca luz y temperaturas bajas. Necesita un riego moderado, cada una o dos semanas, dependiendo de la época del año. Neutraliza el benceno, el formaldehído, el monóxido de carbono y el xileno.

 

Drácena.

Necesita luz, aunque nunca directa. Requiere riego moderado, cada una o dos semanas, dependiendo de la época del año. Neutraliza el xileno, el tricloroetileno y el formaldehído.

 

Crisantemos.

Necesitan mucha luz y mantener siempre la tierra húmeda, pero sin que esté encharcada porque sino se pudre. Neutraliza el formaldehído, el xileno, el benceno y el amoníaco.

 

2. Aceites esenciales

Una cosa está clara: todo es energía, incluso nosotros mismos. Pero nuestra energía vital puede verse influenciada negativamente y bajar debido a nuestra alimentación, nuestra salud física o nuestro estado mental o emocional. Esta energía vital o bio-frecuencia ha sido estudiada ampliamente desde principios de los 90 por Bruce Tainio. Tainio descubrió que la vibración energética de los aceites esenciales era superior a la del cuerpo humano, que está entre 62 y 68 MHz (por debajo de los 58 Mhz, aparecería la enfermedad). Según esto, exponiéndonos a las vibraciones de energía positiva de un aceite esencial, podremos liberar bloqueos energéticos y devolver al cuerpo humano a una vibración saludable. Esto además de los beneficios físicos y emocionales que ya de por sí tienen los aceites esenciales, claro. La difusión es la forma más cómoda de utilizar aceites esenciales en casa. Existen distintos técnicas de difusión de aceites esenciales, como los sprays y los quemadores, pero la que me parece más cómoda es la difusión en frío. Los difusores de aceites esenciales vaporizan agua a la que se ha echado unas gotitas de aceite esencial, por lo que también funcionan como humidificadores. Esto es super útil para combatir la sequedad que suele haber en casa, sobre todo los que vivimos en zona secas. Algunos de los aceites esenciales que más me gusta difundir son:

  • Lavanda. Es muy relajante, me ayuda a conciliar el sueño y a dormir más profundamente.
  • Árbol de té. Expectorante y antiséptico, me ayuda a respirar cuando estoy congestionada o acatarrada. En verano, su olor ayuda a repeler insectos.
  • Rosa, geranio o jazmín. Son calmantes y relajantes, aportan una sensación de bienestar y felicidad muy agradable.
  • Menta. Contribuye a la agilidad física y mental, me ayuda a activarme y motivarme cuando estoy perezosa.

Los aceites con una vibración superior a los 70Mhz conseguirán aumentar nuestra propia vibración y energía positiva. Mezclando aceites, combinaremos sus vibraciones aumentando su efecto. Otros aceites esenciales con vibraciones altas son la mirra, la manzanilla alemana o el sándalo.

 

6 formas de atraer energía positiva en casa Imagen

3. Meditación

Un ejemplo de que somos nosotros los que controlamos la energía que hay a nuestro alrededor. Según los estudios de Tainio, los pensamientos y sentimientos negativos reducen nuestra vibración energética en unos 12MHz, frente a los positivos que la aumentan en 10MHz. Sin embargo, la oración y la meditación nos ayudan aumentar nuestra energía en 15MHz. Es decir, practicando la meditación generamos energía positiva tanto en nosotros como en el ambiente. Meditar unos minutos nos ayudará a resetear y volver a empezar mucho más positivamente cuando se llega a casa de mal humor, por ejemplo. No hace falta que sea una meditación complicada, basta con cerrar los ojos y calmar la mente concentrándonos en unas 8 o 10 respiraciones profundas. Para ver otros ejercicios sencillos de meditación, puedes consultar el post X Ejercicios fáciles de mindfulness.

 

4. Rincón especial

Muchas veces, el primer paso para sentirse bienvenido en un espacio es adecuarlo a nuestro gusto. Porque sentirnos a gusto en un lugar es el primer paso para que éste fluya energía positiva. Sobre todo cuando se trata de un lugar que no has decorado tú, podemos adaptarlo a nuestra personalidad añadiendo cualquier cosa que sea especial para nosotros. Desde un póster o una lámina, hasta una figurita o una manta especial que hagan más nuestro un rinconcito de nuestro hogar. Colocando estos elementos a la vista nos ayudará a sentirnos a gusto en nuestra casa, cultivando el sentimiento de pertenencia y ayudándonos a permanecer en el momento presente. Crear un rincón especial es especialmente útil cuando se trabaja desde casa y para la meditación.

 

5. Lámparas de sal

Algo que no falta en ninguna casa son los aparatos tecnológicos. Ordenadores, móviles, microondas, televisiones… Estos aparatos emiten iones positivos que van a parar al aire de nuestras casas desequilibrando el ambiente natural. Esto nos afecta negativamente y altera física y emocionalmente. Las lámparas de sal se fabrican perforando una piedra de sal para introducir una bombilla en su interior. La sal ya de por sí atrae de forma natural el agua, por lo que al colocar una piedra en una habitación, ésta atraerá la humedad del ambiente. Gracias al calor que genera la bombilla en su interior, el agua que ha atraído se evapora creando iones negativos. Estos iones negativos se encuentran con los positivos ayudando a limpiar el aire, a equilibrar la atmósfera y a generar energía positiva.

 

6. Cesta de las cargas 

La cesta de las cargas es un símbolo de autoafirmación y empoderamiento personal que nos puede ayudar desconectar psicológicamente de nuestros problemas diarios. Colocar una cesta en la entrada nos recordará que no tenemos que esperar que otros solucionen nuestros problemas, y que éstos se quedan fuera durante unas horas. Porque no hay nada más negativo que un ambiente constantemente cargado de problemas y preocupaciones. La tradición de las cestas de las cargas o burden baskets se remonta a los indios americanos. Antiguamente, las mujeres indias eran las encargadas de mantener el fuego del hogar, por eso, llevaban siempre consigo una cesta para recoger leña. Estas cestas tenían diferentes tamaños y nunca se pedía a una mujer que llevara una carga más pesada que la que podía transportar su cesta. Las cestas nunca entraban dentro de las casas, por lo que se depositaban a la entrada. Del mismo modo, cuando se invitaba a alguien, los invitados tenían que dejar sus cestas fuera. Con este gesto, se dejaban simbólicamente los problemas personales, la carga personal de cada uno, fuera de casa. Esta historia nos lleva a plantearnos las cargas con las que vivimos y cómo las afrontamos. Nuestros problemas son solo nuestros, somos los únicos responsables de decidir cuáles y cuántos son nuestros problemas, y los únicos encargados de encontrarles una solución válida. Es muy fácil llegar a casa encabronado y escupir tus problemas, sobre todo cuando vives con tu pareja, pero así al final lo que consigues es cargar a la otra persona con tus problemas y restarles parte de la independencia que necesitan para resolver los suyos propios.

formas de atraer energía positiva en casa Pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yogui Principiante utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario, si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies