Después de tu primera clase de Bikram Yoga
6 Junio, 2016
Cómo comprar té matcha
20 Junio, 2016
Ver todo

Descubre tu tipo de yoga

Aunque puede parecer que el yoga es una única disciplina que siempre se practica del mismo modo, no hay nada más lejos de la realidad. Existen muchísimos tipos de yoga distintos dentro del yoga físico (el que más se practica en Occidente) y conocer lo que te ofrece cada uno es esencial para poder elegir el que más te va. 

Por experiencia propia, sé que cuando uno comienza en el yoga, lo último de lo que se preocupa es de decidir qué tipo de yoga quiere realizar. Principalmente por desconocimiento, un yogui principiante se encuentra con tantos tipos distintos de yoga con nombres incomprensibles, que al final se acaba yendo al sitio que le recomienda un conocido o que le pilla más cerca de casa o del trabajo. Esto puede salir bien o puede salir mal.

En general, para un principiante recomiendo empezar con Iyengar Yoga y/o Hatha Yoga. Esto nos permitirá aprender una buena base técnica y de alineaciones seguras para ejecutar los asanas, evitar lesiones y, obviamente, obtener todos los beneficios de la práctica. Una vez se tenga una buena base, se puede comenzar a probar variedades más dinámicas de yoga.

En cualquier caso, hay un tipo de yoga para ti. Así que descubre aquí cuál es entre las disciplinas de yoga físico más extendidas.

Descubre tu tipo de yoga | Yogui Principiante

 

Hatha Yoga.

La senda del yoga más conocida y practicada. Se trata del yoga físico puro, padre de casi todas las demás disciplinas. El Hatha Yoga busca la unión del cuerpo y la mente: a través de la disciplina y el equilibrio corporal se accede poco a poco al equilibrio mental.

De ritmo relativamente pausado, el Hatha Yoga tradicional es ideal para principiantes. Es fácil de aprender y adecuado para todos los niveles y condiciones físicas ya que mezcla posturas más activas que trabajan la resistencia y la flexibilidad con otras más relajantes destinadas a estirar partes concretas del cuerpo.

 

Iyengar Yoga.

Se trata de una variación del Hatha Yoga realizada por el maestro B.K.S. Iyengar. Es un tipo de yoga ideal para principiantes, aunque es adecuado para todos los niveles. Su principal diferencia frente al Hatha Yoga es la utilización de accesorios (bloques, cinturones, cojines…) para adecuar cada postura a la capacidad física personal del practicante. Con esto, se busca perfeccionar la postura y la alineación para asegurar una práctica segura, evitar lesiones y obtener el máximo beneficio de la práctica sea cual sea tu nivel.

Su ritmo es pausado, busca trabajar la fuerza, la flexibilidad y la respiración. Avanzar en Iyengar Yoga es un proceso lento, pero seguro y profundo.

 

Yin Yoga.

Este tipo de yoga busca trabajar a un nivel más profundo que otras disciplinas en lo que al cuerpo se refiere. Mientras otras disciplinas trabajan sobre los músculos, el Yin Yoga busca ejercitar la fascia, los ligamentos y las articulaciones para mejorar poco a poco la flexibilidad desde el interior. Al estar estos elementos en un nivel más profundo que los músculos, se trabajan de distinta manera, manteniendo asanas y estiramientos durante periodos de tiempo más prolongados. El desafío es permanecer en la postura el tiempo marcado (de 5 a 15 minutos) con los músculos relajados y moviéndote lo mínimo posible.

Al trabajar a un nivel tan profundo, es un tipo de yoga muy indicado para personas mayores, con lesiones o problemas de movilidad, en procesos de rehabilitación, etc., ya que ayuda a reparar y a conseguir una mayor apertura articular.

Hay quien dice que es un buen tipo para introducirse en el yoga, pero en mi opinión personal, es demasiado pausado, se trabajan muy pocas posturas por clase. Durante las clases de Yin Yoga, se potencia una atmósfera oscura y relajada y se recomienda meditar durante las posturas. Por esto, considero que, a no ser que tu foco principal sea la meditación o tengas una capacidad física limitada, se necesita un poquito más de nivel físico y mental (desde un punto de vista meditativo) para llegar a apreciar este tipo de práctica.

 

Vinyasa Flow.

El Vinyasa Yoga, también conocido como Flow o Vinyasa Flow Yoga, se caracteriza por realizar secuencias más creativas de movimientos fluidos y conectados entre sí y con la respiración. Se realiza con música y se centra en desarrollar la fuerza, la flexibilidad y el equilibrio sobre todo, aunque cada clase se compone en base a la intención que se quiera trabajar.

Se trata de un tipo de yoga más rápido y vigoroso que mezcla asanas más sencillas con otras más potentes y avanzadas, por lo que es recomendable tener una base muy buena de yoga para no lesionarse. No es un tipo de yoga que recomendaría a principiantes ya que el ritmo es bastante rápido y puede ser complicado e incluso “peligroso” seguirlo.

Existe la variante con calor (Hot Vinyasa Flow) que se practica en una sala climatizada a unos 40ºC. Tanto la versión hot como la tradicional, son recomendadas para la pérdida de peso.

 

Kundalini Yoga.

Para la mayoría de filosofías y doctrinas orientales, Kundalini es la energía vital inherente a cada ser humano, que duerme en la base de nuestra columna vertebral (primer chakra).

Este tipo de yoga busca despertar esta energía y liberar nuestro poder personal a través de una mezcla dinámica de ejercicios físicos (asanas, respiración activa y controlada) y espirituales (meditación, canto de mantras, utilización de mudras).

 

Bikram Yoga.

Desarrollado por Bikram Choudhury, el Bikram Yoga (también conocido simplemente como Hot Yoga) utiliza una serie de 26 posturas y ejercicios de respiración tomados del Hatha Yoga. Estos son realizados en una sala climatizada a alrededor de 40ºC con un 40% de humedad. Las condiciones a las que se practica buscan, entre otras cosas, purificar el cuerpo a través del sudor y facilitar el calentamiento de músculos para el ejercicio, maximizando su rendimiento.

Este conjunto de posturas de alta intensidad suponen un sistema de entrenamiento físico integral que trabajan la fuerza, la flexibilidad y la resistencia cardiovascular. Todo ello realizado a un ritmo rápido con pocos momentos de recuperación, es un muy utilizado para perder peso. Como comento en este post, no me parece un estilo de yoga muy recomendable, por lo menos para principiantes.

Si te interesa conocer más sobre este tipo de yoga, no dudes en echarle un vistazo a otros posts como Antes de tu primera clase de Bikram Yoga o Después de tu primera clase de Bikram Yoga.
Tipo de yoga Pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Edito: Abril 2017.

 

Yogui Principiante utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario, si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies