Introducción a la aromaterapia
30 Mayo, 2016
Descubre tu tipo de yoga
13 Junio, 2016
Ver todo

Después de tu primera clase de Bikram Yoga

Como ya sabréis, el Bikram Yoga requiere una preparación previa bastante concienzuda (por lo menos, al principio), pero tampoco hay que descuidar el después. Sobre todo porque muchas veces, sobre todo las primeras, sentirás que al acabar la clase no puedes mover ni un dedo, pero con el tiempo, te acostumbrarás y cada vez necesitarás un menor tiempo de recuperación.

Para poder disfrutar más de este proceso, creo que es importante que se haga consciente y correctamente. Yo he encontrado muy poca información sobre esto y me hubiera gustado mucho tenerla cuando empecé. Todo el contenido de este post está basado en mi experiencia personal, igual que el anterior post sobre este tema (Antes de tu primera clase de Bikram Yoga).

Así que sigamos con todo lo que tienes que saber DESPUÉS de tu primera clase de Bikram Yoga.

 

¿Cómo me recupero después de mi primera clase de Bikram Yoga?

Si te has mareado, no te preocupes, sal despacio de la sala. Puedes esperar a encontrarte mejor tomando una bebida isotónica (si es casera, ideal), agua de coco o un té, en muchos centros tienen una pequeña zona para que los alumnos puedan descansar antes o después de clase. Continúa hidratándote para reponer todo el agua perdida durante el ejercicio.

Probablemente, no tendrás mucho hambre después de la clase. Es uno de los efectos del Bikram. Aún así, intenta comer algo ligero pero nutritivo.

 

¿Cómo aprovechar al máximo el momento post-yoga?

Estar empapado en sudor como nunca antes lo habías estado no es a priori una sensación muy agradable, lo sé. Pero quizás lo lleves un poco mejor si sabes que a través del sudor, tu cuerpo ha eliminado las toxinas acumuladas en tu organismo. Las primeras veces es raro, pero en cuanto ves los resultados en tu piel, se vuelve hasta un poco adictivo. La piel se queda limpia y brillante y tras varias clases, mejoran visiblemente el acné, la dermatitis e incluso la celulitis.

Te duches donde te duches después de la clase, te aconsejo que aproveches el estado de la piel, con todos los poros abiertos, limpios y listos para absorber lo que les eches. Es el momento perfecto para darte crema hidratante, anticelulítica, o cualquier otro tratamiento tópico para optimizar su absorción.

 

¿Qué hago con la ropa, la toalla y la esterilla utilizada en la clase?

Si no tienes opción de lavar la ropa que has usado durante la clase nada más llegar a casa (como suele pasar el 99,9% de las veces), no la metas mojada con el resto de la ropa sucia. Ahí no se secará bien y, si se deja unos días, puede incluso desarrollar hongos o moho. Es mejor tenderla hasta que se seque y luego meterla en la bolsa de la ropa sucia hasta que se ponga la lavadora. Más de lo mismo para la toalla si te has llevado la tuya propia.

En cuanto a la esterilla, si practicas con la tuya personal, también es importante dejarla secar bien después de la clase, colgada o tendida. Hay algunos centros que destinan un lugar para que los practicantes dejen tendidas sus esterillas y no tengan que traerlas y llevarlas todos los días. Pregunta en tu centro si ofrecen esa posibilidad.

Tanto si te la llevas a casa como si no, hay desinfectarla a menudo. Por ejemplo, las esterillas “colectivas” que se ponen a disposición de todos los alumnos en casi todos los centros, las lavan y desinfectan entre cada clase.

Una de mis profesoras de yoga me contó que ella desinfectaba las esterillas vaporizándolas con una mezcla de agua y unas gotas de aceite esencial de árbol de té.

 

El momento perfecto para darte crema o cualquier tratamiento tópico para optimizar su absorción.

 

¿Tendré agujetas o estaré dolorido?

Sí, así que mentalízate. Y siento decirte que da igual que estés acostumbrado a hacer ejercicio físico. Se dice que el Bikram ejercita todos y cada uno de los músculos del cuerpo, y cuando te das cuenta de que te duele donde no sabías que podía doler, te lo empiezas a creer…

Las agujetas empiezan a sentirse al día siguiente y alcanzan su punto álgido dos días después. Pero no te asustes, no es nada diferente a lo que se siente después de haberse matado en el gimnasio, solo que quizás puede parecer más intenso porque se han trabajado muchos músculos en una sola sesión. Solo se sienten durante las primeras sesiones, igual que pasa con cualquier otra actividad física más intensa de lo que se está acostumbrado.

De todos modos, a mí el Bikram es el tipo de yoga que más agujetas me da. Incluso haciendo otros tipos de yoga varias veces por semana, si estoy mucho tiempo sin hacer Bikram, cuando vuelvo, me siento dolorida en ciertas partes del cuerpo que obviamente no he estado trabajando igual durante ese tiempo de descanso.

Y esto es todo por ahora. Espero que estos posts os sirvan de ayuda y os orienten en el proceso de iniciación en el Bikram yoga.

Ya sabéis que si os quedáis con alguna duda, podéis dejarme un comentario e intentaré responderos. Y no olvidéis guardar este post en Pinterest para que podáis tenerlo a mano 😉

Foto: Marilyn Dee

Después primera clase Bikram pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yogui Principiante utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario, si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies