POSTURA PERFECTA PARA RELAJARSE
La postura perfecta para relajarse
17 abril, 2017
Como dormir dormir: Rituales Ayurvédicos
Cómo dormir mejor
1 mayo, 2017
Ver todo

La postura correcta básica, en yoga y en la vida

La postura correcta básica

Aunque parezca increíble, cómo mantener una postura correcta es algo que no se nos enseña. Sin embargo, tener una postura incorrecta en nuestro día a día puede ser la causa de muchos problemas a largo plazo. En este post, veremos cómo corregir y alinear nuestra postura para la práctica de yoga y nuestra vida en general.

Yo nunca había recibido muchas indicaciones sobre mi postura más allá de que hay que andar erguido, ni jamás había prestado atención a la alineación. Pero este tema no solo tiene una grandísima importancia para la práctica del yoga, sino también en nuestra vida normal. Una correcta alineación corporal mantiene sanos nuestros huesos, músculos y articulaciones y nos protege de lesiones.

Ya vimos cómo alinearnos de caderas hacia arriba en la postura perfecta para relajarse, ahora veremos cómo alinear nuestro cuerpo de pies a cabeza para llegar a una postura correcta.

 

Postura de la montaña o Tadasana

La postura de la montaña es prácticamente idéntica a la postura correcta del ser humano, por lo que no es de extrañar que sea la postura básica de yoga. En ella, se refleja la correcta alineación del cuerpo que deberemos mantener durante la práctica del yoga. Así que si entendemos cómo colocarnos correctamente en Tadasana, podremos ejecutar de forma segura el 90% de las posturas de yoga. Veámosla punto por punto.

 

Los pies

Los pies son los cimientos de nuestro cuerpo. Si algo falla en los pies, algo fallará tarde o temprano.

Tenemos tres puntos de apoyo básicos en las plantas de los pies: debajo del dedo gordo, debajo del dedo meñique y en el centro del talón. Los podréis ver señalados en la imagen inferior. Deberemos vigilar que estos tres puntos estén siempre apoyados en el suelo por igual para garantizar un buen apoyo.

Puntos de apoyo de los pies

Las rodillas

Las rodillas son una de las partes más delicadas del cuerpo. Están expuestas especialmente durante la práctica del yoga, por lo que hay que cuidarlas con más atención.

Para una postura correcta, las rótulas deberán estar alineadas con el talón y el segundo dedo del pie. Para fijar y proteger las rótulas, deberemos activar ligeramente los músculos de los muslos, movilizándolos hacia dentro, arriba y atrás. Puede que esto a priori no tenga sentido (pero, ¿se pueden mover los músculos?), pero con que tu cerebro mande esa orden a tu muslo, ya tendrás mucho camino andado 😉

En caso de hiperlaxitud articular, es esencial micro-flexionar la rodilla para neutralizar la hiper-extensión. Creedme, hiper-extender es una de las peores cosas que podéis hacerle a vuestras rodillas.

 

La pelvis

La pelvis es una de las grandes olvidadas en el yoga, pero tiene un papel crítico en la posición correcta de la columna (lumbar en gran medida). Una de las primeras cosas que tiene que chequear un profesor de yoga es la posición de la pelvis de su alumno para realizar las modificaciones que sean necesarias en las posturas tradicionales.

La posición correcta de la pelvis debe ser neutra. Para ello, la articulación de la pelvis deberá estar en línea con la rodilla y el tobillo.

Pero esto no siempre sucede de manera natural. Muchas veces, la persona desarrolla una pelvis anterior (la pelvis se desplaza ligeramente hacia delante) o una pelvis posterior (ligeramente hacia detrás). En ambos caso, habrá que corregir la postura de la pelvis moviéndola suavemente hacia el lado contrario para crear una postura neutra. Una forma sencilla de controlar la posición de la pelvis es mediante la contracción del bajo abdomen.

También existen ejercicios para controlar y trabajar estas alteraciones. Podéis encontrar algunos junto con un montón de información maravillosa acerca de cada situación en los links de más arriba (en inglés).

 

Los hombros

Si bien la colocación de la pelvis determina en gran medida la curva lumbar de la columna, la colocación de los hombros determina, entre otras cosas, la curva torácica y cervical. Unos hombros redondeados hacia delante pueden ser el primer paso para desarrollar una joroba a largo plazo. Tampoco querremos llevarlos demasiado hacia detrás sacando pecho, pues así estaremos neutralizando la curva torácica (y probablemente acentuando la lumbar, lo cual es MALO).

Para conseguir una postura correcta en los hombros, deberemos alinear la punta del hombro con el lóbulo de la oreja. Una forma sencilla de conseguirlo es activar los brazos y los dedos abriendo las manos. De esta forma, resulta sencillo controlar la apertura de los hombros, ya que si abrimos demasiado hacia atrás, al mantener los brazos activados nos sentiremos incómodos.

 

El mentón

El mentón, junto con los hombros, es un indicador de la posición de nuestro cuello. El uso de ordenadores, móviles y otros dispositivos, provoca que estemos todo el rato mirando hacia abajo. Esto consigue que, poco a poco, nuestro cuello se desplaze hacia delante generando dolor cervical, de cabeza y tensión en la zona de la espalda alta.

Puede que al principio, corregir la curva cervical sea complicado (e incluso doloroso). Por eso, un buen truco para ir acostumbrándonos es mantener el mentón paralelo al suelo, al mismo tiempo que alineamos lóbulos con hombros.

 

Postura correcta básica: Tadasana

 

Cuéntame. ¿Tienes alguna duda sobre alineación, realización de posturas u otra cosa relacionada con tu práctica que quieres ver en un próximo post? Déjamela en un comentario. ¡Me encantará saber qué os interesa!

Pinterest La postura correcta básica

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ilustración de pie de Freepik

 

Wishlist de YoguiPrincipiante

Yogui Principiante utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario, si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies