¡Hola! Soy Natalia.

Vivo entre Madrid y Zaragoza, soy vegetariana y trabajo en publicidad, comunicación y marketing. Me encanta viajar, el cine, la fotografía, el arte, las hamburguesas vegetarianas y, sobre todo, me apasiona el yoga. Por eso, decidí formarme como instructora internacional de yoga. Actualmente, doy clases particulares en mis ratos libres, pero creo que el camino como practicante nunca acaba y sigo aprendiendo día a día.

El yoga entró en mi vida por casualidad a los 25 años. Lo que empezó siendo un hobby para desconectar del estrés del trabajo fue creciendo poco a poco y hoy ocupa un lugar esencial en mi día a día.

Con Yogui Principiante, quiero crear el contenido que me hubiera gustado encontrar a mí cuando empecé (no hace tanto tiempo), compartiendo mis descubrimientos y (modestos) conocimientos en este fascinante y milenario sistema de desarrollo personal.

En definitiva, cuidados para el cuerpo y la mente contados desde un punto de vista sencillo, cotidiano y en castellano. De una yogui principiante, de carne y hueso, urbana, trabajadora por cuenta ajena, trascendental a ratos y frívola en otros; para todos los yoguis principiantes, o no, que por el motivo que sea, quieren tomar las riendas de su vida.

Sobre todo, espero que este blog os sea de utilidad.

 

¡Namasté!

Yogui Principiante utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario, si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies