Viaje a Islandia: Itinerario de 10 días
Viaje a Islandia en verano: Itinerario de 10 días
10 Julio, 2017
Viaje a Islandia. Días 4 - 5: El este
Viaje a Islandia en verano: recorriendo el este
13 Julio, 2017
Ver todo

Viaje a Islandia en verano: recorriendo el sur

Viaje a Islandia. Días 1 - 3: El sur

Nuestro punto de partida durante nuestro viaje a Islandia fue Reikiavik, a donde llegamos en avión desde Barcelona. Desde ahí recorrimos el sur de Islandia por la Ring Road en 3 días. 

 


Día 1: El Círculo Dorado

El primer día de nuestro viaje a Islandia fue un poco paliza, ¿para qué engañaros? Llegamos a Reikiavik a las 2 de la mañana. Recogimos el coche y nos dirigimos hacia el centro urbano de Reikiavik por una carretera desierta. Decidimos echar una cabezada en un parking público y, tras reponer fuerzas, empezamos el día.

 

Reikiavik

Fue una parada rápida para desayunar y comprar comida para el resto del viaje. Decidimos ir a lo seguro y nos dirigimos a la principal calle comercial de Reikiavik: Laugavegur.

 

El Círculo Dorado

Se llama así porque es un recorrido circular y uno de los principales puntos turísticos de Islandia. Al ser lo más cercano a Reikiavik, está mejor comunicado y muy masificado. Por esto, es lo que menos me gustó. No obstante, no podéis iros de Islandia sin verlo.

 

Parque Nacional de Þingvellir

Desde el parking, hay un camino señalizado en el que se pueden visitar el Lögberg y el Þingvallavatn. Si veis Juego de Tronos, probablemente os resultará familiar porque  ha sido utilizado para distintas localizaciones de la serie, como cuando Jon Snow está al norte del muro con los salvajes, o durante la batalla entre Brienne y el Perro.

Cruzamos el valle camino a la grieta de Silfra, que es justamente donde chocan las placas tectónicas de Norteamérica y Eurasia. Es un lugar muy recomendado para bucear, aunque hace falta tenerlos bien puestos para meterse en ese agua helada. Debe de ser una experiencia genial, pero a nosotros se nos iba de presupuesto (ronda los 150€ por persona e inmersión). Por eso, nos limitamos a verlo desde la superficie, que molaba igual 🙂

 

Geysir y Strokkur

Los famosos geyseres activos que están en el top de qué visitar en un viaje a Islandia. A mí es precisamente lo que menos me gustó del viaje. Estaba super masificado, había hasta un centro comercial en el parking, con cientos de personas rodeando los geiseres más preocupadas de sacar la foto o el vídeo que de ver el chorro. Era un espectáculo un poco triste. Aún así, es curioso y pilla de camino para ir a Gullfoss.

 

Cascada de Gullfoss

Una de las cascadas más impresionantes que he visto en mi vida. Es gigantesca y sobrecogedora, y totalmente imprescindible. El camino desde el parking ofrece unas vistas espectaculares. Vale la pena leerse todos los rótulos explicativos en los que se cuentan las leyendas entorno a ella y la historia real de Sigriður Tómasdóttir, protectora de la cascada frente a compradores privados que querían usarla para producir electricidad.

 

Dónde dormir

Después de ver los principiales puntos del Círculo Dorado, no volvimos a Reikiavik sino que seguimos nuestro viaje hacia el sur. Pasamos la noche en el camping de Selfoss (que no tiene nada que ver con la cascada). Tiene una zona común muy buena (quizás la mejor de todo el viaje) e instalaciones higiénicas de uso gratuito para campistas (baños y duchas).

 

 

 


Día 2: Las cascadas y glaciares del sur

Empezamos el segundo día de nuestro viaje a Islandia tranquilamente. Saliendo desde Selfoss, nos dirigimos al sur de la isla disfrutando del paisaje verde, salpicado de flores moradas y acantilados de origen volcánico.

 

Cascada de Seljalandsfoss

Fue nuestra primera parada. Es una cascada bastante transitada y de fácil acceso cuyo puntazo es que se puede ver por delante y por detrás. Es decir, se puede pasar por detrás de la cascada de agua. Una vista atípica y recomendable. Aunque no es un camino de rosas porque el camino es de tierra y está empadado por el vapor de agua. Es fácil resbalarse y caerse con el barro. De hecho, mi compi yogui se rompió un zapato 😂

 

Eyjafjallajökull

A ver, sé que es muy de chicas, pero soy una fan de La vida secreta de Walter Mitty, lo confieso. De hecho cuando me enteré de que en Islandia no hay Papa John’s, me llevé un chasco muy gordo. ¿Os acordáis de la secuencia de cuando Ben Stiller va con el longboard por las carreteras desiertas y de repente hay una erupción volcánica? Pues es el Eyjafjallajökull (nota: jökull significa volcán en islandés), cuya última erupción fue en 2009.

En el punto que os marco en el mapa, hay un museo dedicado a la última erupción y a cómo se han recuperado los lugareños en tiempo récord gracias al apoyo de la comunidad. Es curioso y muy friki, pero no es algo obligatorio 😛

 

Trekking en el Sólheimajökull

Uno de los puntos álgidos de nuestro viaje a Islandia: una experiencia inolvidable. No es muy barato (130€/persona por 3 horas), pero es 100% recomendable, vale la pena. Nosotros lo hicimos con Arcanum y nos encantó el guía y el recorrido, pero creo que todos eran parecidos de precio. El de Arcanum incluía cascos, crampones y picas. No hace falta con mucha antelación, se puede hacer el día de antes por internet.

El recorrido era muy sencillo, pero las vistas y la oportunidad de estar en un glaciar que, por culpa del calentamiento global, se está derritiendo y desaparecerá pronto, es un privilegio.

 

Dónde dormir: Cascada de Skógafoss

Después de la pateada en el glaciar, plantamos la tienda en el camping de Skógafoss (nota: foss significa cascada en islandés). Las instalaciones no son muy buenas, y hay que pagar aparte si se quiere utilizar las duchas, pero las vistas valen la pena. ¿Por qué?

Sí, por que está enfrente de la cascada de Skógafoss. Saber que vas a dormir en un paraje así, no tiene precio. A la derecha, hay unas escaleras (bastante empinadas) que te permiten subir a una colina que sirve de mirador. Si podéis, subid. Vale la pena. Hay posibilidad de seguir por la cumbre el recorrido del río que alimenta la cascada y es muy guay. Una vez se está en la cumbre, solo hay que saltar algunos obstáculos, pero es un camino sencillo.

Alrededor de la cascada hay una pequeña población con un par de sitios para comer. Nosotros que estábamos hartos de comer de lata, cenamos en uno de ellos (el hotel Skogar), pero no os dejo el link porque fue sin más.

 

 


Día 3: El Parque Nacional del Vatnajökull

 

Vík i Myrdal

Empezamos el tercer día de nuestro viaje a Islandia con una parada en el monísimo pueblo de Vík y Myrdal. Un poco rollo ¿Quién puede matar a un niño? (ahí todo eran niños, incluso los empleados del supermercado), pero monísimo igual. Obligada parada en la playa negra de Vík, en la que probablemente no os podréis bañar, pero sí dar un paseo descalzo de lo más recomendable.

 

Montaña Hjörleifshöfdi

Aunque no es algo imprescindible, a nosotros nos encantó la pequeña parada en esta montaña. La historia curiosa de Hjörleifshöfdi es que antes no era una montaña, sino una isla. Con la actividad sísmica y el retroceso del mar ha quedado como una mini montaña cerca de la costa.

 

Parque Nacional del Vatnajökull

Recorriendo la zona sureste de la Ring Road, dejamos atrás el verde sur y nos adentramos en un paisaje árido, desierto y volcánico. Me encantan los desiertos volcánicos 💙, y conducir a través de uno fue la leche. Hicimos varias de paradas improvisadas para saborear el paisaje y la soledad del lugar hasta que llegamos al parking del Parque Nacional de Vatnajökull.

El parking está al lado de un centro de interpretación e información que ofrece todos los servicios, incluído un camping bastante grande. Nosotros optamos por seguir, pero puede ser una buena opción para pasar la noche tras patear el parque.

 

Svartifoss

Uno de los destinos estrella dentro del parque es Svartifoss, una cascada basáltica escondida en medio de la naturaleza. Para llegar hay que darse una buena pateada, pero vale muchísimo la pena. No es una ruta complicada, de hecho había niños haciéndola, y está muy bien señalizada.

 

Glaciares de Svinafellsjökull y Skaftafelljökull

Estos glaciares son quizás menos conocidos que Svartifoss, pero son una parada obligatoria. A los frikis de Juego de Tronos puede que os resulte familiar porque es el hogar de los caminantes blancos.

No están muy bien señalizados, por lo que hay que poner el GPS o similar para llegar. A Skaftafelljökull se llega desde en un camino de tierra que sale desde la Ring Road. Y nosotros, sinceramente, no fuimos capaces de llegar a Svinafellsjökull, y me muero de arrepentimiento porque ¡es el mejor de los dos! Sospecho que se llega a pie desde donde se deja el coche en Skaftafelljökull. Os lo dejo señalizado en el mapa para los que los queráis intentar 😉

 

Dónde dormir

El camping del parque es una buena opción para los que os queráis quedar en la zona, nosotros seguimos hasta el este para adelantar un poco y dormimos en el camping de Hofn, aunque como veremos en el siguiente post, no fue una decisión de lo más eficiente.

En cualquier caso, las instalaciones no están mal, pero hay pocas duchas y creo recordar que son de pago. Probablemente os toque hacer cola. En la cocina hay tostadora, microondas y cubiertos, lo cual es guay.

 

¡Continua descubriendo el recorrido de nuestro viaje a Islandia!

O ve a cualquiera de los posts de la guía en el orden que quieras:

Viaje a Islandia en verano: Dudas frecuentes

Días 1-3: El Círculo Dorado, los glaciares del sur y el Parque Nacional del Vatnajökull (estás aquí)

Días 4-5: Jökullsárlón, los fiordos del este, Selfoss y Dettifoss

Días 6-8: Myvatn, los puertos balleneros del norte y rápida incursión en el oeste

Días 9-10: Reikiavik

 

Viaje a Islandia. Días 1 - 3: El sur | YoguiPrincipiante.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Wishlist de YoguiPrincipiante

Yogui Principiante utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario, si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies