Review esterilla de yoga Maduka Eko Super Lite
Review Manduka eKO SuperLite
1 junio, 2017
Yoga y buceo
Yoga y buceo
12 junio, 2017
Ver todo

Viaje a la isla de La Graciosa

Viaje a la isla de La Graciosa

En la isla de La Graciosa a veces parece que se ha detenido el tiempo. Menos de 600 habitantes, casas blancas y calles de arena. No existe el asfalto en esta isla de 29 km2, ni tampoco los coches más allá de unos jeeps de la Guardia Civil y de alguna empresa. ¿Qué mejor lugar para perderse -y encontrarse-?

La Graciosa es la isla más grande en la Reserva Natural del Archipiélago Chinijo, al norte de Lanzarote. Se dice que su fauna y su flora son únicas en el mundo, lo cual es difícil de poner en duda una vez se está ahí. El celo que se pone en su conservación y sus pocos habitantes hacen que sea una isla prácticamente virgen, algo muy difícil de encontrar hoy en día.

 

Cómo llegar a La Graciosa

La única forma de llegar a La Graciosa es en barco. Hay dos empresas que operan travesías regulares desde el puerto de Órzola, por lo que se puede coger un barco cada media hora (aunque es mejor consultar los horarios aquí y aquí por si acaso). Los trayectos tienen una media hora de duración. Sale mejor comprar los billetes de ida y vuelta directamente, pero ojo con los horarios de vuelta porque hay un intervalo grande sin servicio al mediodía y acaban temprano por la tarde.

 

Dónde dormir en La Graciosa

El camping es una opción muy recomendable que permite dormir en un paraje espectacular. Es importante señalar que la acampada libre no está permitida en La Graciosa, por lo que solo se permite acampar en las zonas delimitadas al efecto. El camping de La Graciosa es gratuito, tiene instalaciones básicas (servicios y duchas) y está a las afueras del pueblo, al lado del comienzo de la playa de El Salado. Es muy fácil llegar andando desde el puerto. El único requisito es reservar previamente en esta página.

Si el camping no está hecho para ti, se puede encontrar alojamiento mono y bien de precio en Caleta del Sebo en Airbnb. Consigue 35€ de descuento en tu primera reserva con Airbnb utilizando mi código.

 

Dónde comer en La Graciosa

En La Graciosa hay varios supermercados, bares y restaurantes, por lo que aunque se vaya al camping, se puede ir a comer fuera fácilmente.

Nosotros fuimos a cenar al Girasol y estuvo bien, aunque el mojo era bastante regular. Tienen opciones aptas para vegetarianos, aunque su especialidad es el pescado, obviamente. Nos quedamos con ganas de ir a El Marinero, pero no pudo ser. Os dejo los dos sitios en el mapa.

 

Mi recorrido en La Graciosa

La estancia fue muy corta, estuvimos 24h en La Graciosa, pero aún así nos cundió bastante. No alquilamos bicis ni contratamos ninguna excursión, todo lo hicimos a pie. Fue un poco matador, porque andar en arena blanda cansa, pero valió muchísimo la pena.

 

La Graciosa (Lanzarote) Imagen 1 | YoguiPrincipiante.com

 

DÍA 1

Llegamos en el barco de las 16h30 y fuimos directos al camping. Atravesando las calles de arena y las casitas blancas y azules de Caleta de Sebo, empiezas a hacerte a la idea de lo excepcional de esta isla.

Tras montar la tienda y dejar las cosas, comenzamos a explorar la Playa de El Salado, que tiene una distancia de unos 2 km. Los pocos locales pescando o tomando el sol van escaseando poco a poco conforme más te vas alejando del pueblo. No tuvimos que llegar muy lejos para estar completamente solos.

La marea acababa de bajar y la arena húmeda se fusionaba con la piedra formando paisajes lunares. La arena más seca estaba plateada por los restos de sal. El silencio, solo roto por el viento y las vistas del risco negro que es Lanzarote hacían el resto. Un lugar y un momento inmejorables para meditar.

Importante señalar que en la Playa de El Salado no te puedes bañar, o por lo menos no resulta fácil. Antes del agua, la arena está seguida por zonas de piedra muy irregular por lo que dudo que el baño está recomendado en esa zona.




DÍA 2

Al día siguiente, decidimos continuar por la zona sur de la isla, la más accesible desde el camping. Repitiendo el mismo recorrido que el día anterior, llegamos a la Playa de El Salado. La diferencia con el día anterior era considerable, sobre todo por la cantidad de gente que había visitando la isla (era domingo por la mañana). No es que hubiera muchísima gente, pero ya no era la soledad y el silencio impagables del día anterior.

Tras aproximadamente 45 minutos andando, llegamos a la Playa de la Francesa. El acceso en cualquier vehículo está restringido desde unos cientos de metros antes de llegar. En esta playa sí está permitido el baño y pueden verse pequeñas embarcaciones y a gente haciendo snorkel. Aún con todo es una playa tranquila con una preciosa vista de la Montaña Amarilla.

Hasta aquí, la excursión ida y vuelta duraría alrededor de 1h30, sin contar el tiempo que uno se pare en cada playa. Aunque es muy recomendable seguir hasta la Playa de la Cocina, una playa virgen a los pies de la Montaña Amarilla. Yo no seguí porque la confundí con otra que había antes, y es una pena porque tiene pinta de ser genial. La he marcado en el mapa por si acaso.

Después de una mañana playera, recogimos la tienda y volvimos al pueblo pasando por la Playa de Caleta del Sebo, una playita pequeña y tranquila resguardada por el puerto, la más frecuentada por los locales. Cuenta con varios chiringuitos cercanos y alquiler de kayak y paddle surf (otra cosa de la que me quedé con ganas).

 

 

Qué más ver en La Graciosa

Cosas que hubiera estado guay hacer pero que se quedan pendientes para la próxima vez:

Pedro Barba. Pequeñísima localidad en el noreste de la isla. Se puede ir andando en una excursión bordeando las caletas de la costa este. Dan folletos en los barcos en los que se puede consultar la ruta recomendada.

Playa de las Conchas. en el noroeste. La caminata es larga, pero debe de valer la pena. También se puede consultar la ruta recomendada en el folleto del barco. En este caso, es especialmente recomendado porque en el norte hay varias zonas de acceso restringido o en las que solo se puede acceder a pie.

 

Qué llevar (y qué no) a La Graciosa

  • Calzado cómodo apto para andar en arena poco fina (cangrejeras y chancletas no son la mejor idea)
  • Crema solar de alta protección (el sol quema MUCHO)
  • Agua, agua y agua
  • Papel higiénico (si vas de camping)
  • Bolsas de basura (si vas de camping sobre todo), no hay muchas basuras y hay que mantener este paraíso como está 😉
  • Mochilas (las maletas de ruedas deben de ser el infierno sobre arena)

 

La Graciosa (Lanzarote) Imagen 2 | YoguiPrincipiante.com

La Graciosa (Lanzarote) Imagen 3 | YoguiPrincipiante.com

La Graciosa (Lanzarote) Imagen 3 | YoguiPrincipiante.com

Itinerario en La Graciosa (Lanzarote) | YoguiPrincipiante.com

Yogui Principiante utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario, si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies