Top Recetas Vegetarianas de Invierno Vol.1 (2018) | YoguiPrincipiante.com
Top recetas de invierno Vol. 1
15 enero, 2018
Cómo llevar una dieta vegetariana equilibrada | YoguiPrincipiante.com
Cómo llevar una dieta vegetariana equilibrada
12 febrero, 2018
Ver todo

6 Consejos para hacer yoga en invierno

6 Consejos para hacer yoga en interno | YoguiPrincipiante.com

Las temperaturas extremas no suelen invitar al ejercicio físico, por lo que si vives en una zona con una gran amplitud térmica, esto puede acabar afectando a la regularidad de tu práctica. Después de haberlo sufrido en mis propias carnes, hoy os traigo unos consejos que utilizo para superar el frío mientras hago yoga en invierno.

Desde que volví de la India, he estado intentando hacer yoga en casa más a menudo, aunque he de reconocer que no es algo fácil si trabajas todo el día y compartes un loft. Y si encima le añades el frío, apaga y vámonos.

Estos trucos los aprendí mientras estaba haciendo el Yoga TTC en el Himalaya. Como imaginaréis, en febrero hacía un frío de narices y la sala solo tenía un par de radiadores eléctricos que no daban para más. Todos tuvimos que poner en práctica nuestro ingenio para poder mantenernos calientes mientras hacíamos yoga en el subestimado invierno indio 😅

¡Vamos allá!

 

Bebidas calientes

Como vimos en el último post sobre la alimentación y hábitos recomendados en invierno, mantenerse caliente por dentro es tan importante como mantenerse caliente por fuera. Por eso, se recomienda tomar alimentos calientes. Teniendo en cuenta que comer justo antes o durante la práctica del yoga no es una buena idea, lo que nosotros hacíamos era tomar bebidas calientes. Tomar agua caliente o tibia (no hirviendo, claro) durante la práctica de yoga en invierno ya supone una gran ayuda. Basta con introducirla en tu botella reutilizable o termo para ir bebiendo mientras se hace yoga. Aunque si esto te resulta raro, siempre se puede tomar té o infusiones herbales antes de empezar para ir atemperando el cuerpo.

 

Calentamiento

El calentamiento, ese gran olvidado. Que levante la mano el que se lo haya saltado más de una vez 🙋‍♀️ (no, yo tampoco me salvo). Pues es un craso error y, sobre todo, en invierno. Ya de por sí, al comenzar nuestra práctica, nuestro cuerpo suele estar dormido y hay que dedicar un rato a despertar y activar músculos y articulaciones suavemente. En invierno, además, con el agarrotamiento a causa del frío, hay que dedicar un tiempo extra de calentamiento a despertarlos para dejarlos calientes y a punto para el entrenamiento. De este modo, fomentaremos la flexibilidad y evitaremos lesiones.

 

Ritmo más rápido

Durante el invierno, es recomendable hacer una actividad fí­sica más intensa para favorecer el calor interno del cuerpo. No estoy hablando de apuntarnos en invierno a Ashtanga cuando lo que solemos practicar es Yin Yoga, pero sí­ de intensificar (ligeramente) el ritmo de nuestra práctica de yoga. Es decir, aumentar el tiempo en cada postura, primar asanas de fuerza, aumentar la duración de tu práctica, etc. Estas pequeñas modificaciones nos ayudarán a generar calor y mantenerlo durante nuestra práctica de yoga en invierno.

 

Pranayama

Los ejercicios de respiración activa o Pranayama son ideales para empezar o terminar nuestra práctica de yoga ya que calman y asientan la mente. Aunque el más conocido suele ser la respiración completa yóguica (respiración profunda y abdominal, tanto reteniendo tras exhalar o inhalar, como no), hay otros Pranayama ideales para complementar tu práctica de yoga en invierno. Estos son las respiraciones KapalabhatiBhastrika, que ayudan a generar calor interno.

 

Ropa adecuada

Puede parecer algo obvio, pero hoy en día es bastante difícil de encontrar ropa apropiada para hacer yoga en invierno. Parece que la ropa de yoga que se vende (mallas y tops deportivos, en su mayoría ) no entiende de frioleros. Pero no hace falta que sea ropa exclusivamente creada para hacer yoga, las camisetas básicas de manga larga de cualquier tienda de moda van perfectas y en Decathlon, hay mil cosas para todos los gustos (me muero por unos de esos pantalones de algodón grueso con puño 😍).  En cualquier caso, es aconsejable llevar varias capas que nos protejan del frío pero que podamos ir quitándonos si el ritmo de la práctica nos acalora. En la India, incluso había gente que llevaba pantalones harem de yoga encima de las mallas 😂 (me río ahora, pero era poca la envidia que me daban a mí…).

Accesorios que marcan la diferencia

Los calcetines tibetanos eran un must de mi Yoga TTC, son super calentitos y tan gordos que hasta los usábamos para ir de un sitio a otro del ashram sin zapatos, pero había que quitárselos para muchas posturas porque resbalaban. Por eso, unos calcetines e incluso guantes de yoga (que tienen unos pegotitos de silicona antideslizantes) son ahora mismo uno de mis objetos de deseo para pasar el frío invierno de Madrid.

Las mantas son otro de los accesorios fetiche para hacer yoga en invierno. Imprescindible para el Savasana final y muy útil para no quedarse frío durante la meditación o haciendo Pranayama. Tienen el atractivo extra de que sirven como ayuda para muchas posturas de yoga (¡que vivan los accesorios de yoga!).

 

Cuéntame. ¿El invierno afecta de alguna manera a tu práctica de yoga? ¿Has puesto en práctica alguno de estos consejos? ¿Tienes alguno más que tú utilices?

 

6 Consejos para hacer yoga en interno | YoguiPrincipiante.com


Yogui Principiante utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario, si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad. ACEPTAR

Aviso de cookies