10 Alimentos que comer después de yoga
27 junio, 2016
Aromaterapia para Principiantes: Aceites esenciales | YoguiPrincipiante.com
Aromaterapia para principiantes (II)
11 julio, 2016
Ver todo

Aromaterapia para principiantes (I)

Aromaterapia para Principiantes: Aceites vegetales | YoguiPrincipiante.com

Unos pocos productos son suficientes para poder empezar en aromaterapia. El secreto es saber dar con los productos que más nos convienen, y ahí es donde está la chicha, amigos. Hacerme con mi kit de aromaterapia para principiantes me llevó bastante tiempo. Me dediqué a investigar durante semanas qué era lo mejor para mis necesidades y, al final, compré más de lo necesario. Así que ahorra tu tiempo, y sigue leyendo…

Lo que está claro es que la aromaterapia es algo de cuyos beneficios no te convences hasta haberla probado. Doy fe de ello. Y ahora las buenas noticias: es posible probar haciendo una inversión bastante baja. ¿Cómo? Concentrándose en los productos con mayor relación frecuencia de uso-precio.

Así que vamos allá con los mejores productos de aromaterapia para principiantes. Al final de cada apartado, incluyo una parte con recomendaciones por si os animáis a empezar con vuestro propio kit. Se trata de productos que yo utilizo o que después de una investigación, creo que están bien. Aunque intento redirigir a Amazon siempre que puedo, también me gusta utilizar iHerb. Se trata de una tienda online americana de productos naturales de calidad. Si queréis, podéis utilizar el código FVC244 en vuestra primera compra para disfrutar de 5€ de descuento.

Sustancias vegetales

Empecemos con la base. Como os conté en el post de Introducción a la Aromaterapia, es fundamental utilizar un aceite o sustancia vegetal portadora para poder aplicar tópicamente los aceites esenciales. Por eso es lo primero que hay que conseguir para tu kit de aromaterapia para principiantes.

¿Qué son exactamente? Los aceites u otras sustancias portadoras vegetales se obtienen a partir de los frutos, las semillas u otras partes de determinadas plantas y árboles. Son sustancias ricas en vitaminas, minerales y otros componentes muy hidratantes y nutritivos para la piel.

Son muy útiles porque se pueden utilizar solos directamente sobre la piel o mezclándolos con otros aceites vegetales o esenciales. Así multiplicaremos sus propiedades y beneficios. Sus texturas son untosas, pero a pesar de lo que pueda parecer, se suelen absorber rápidamente y generalmente no dejan la piel grasa, aunque depende del aceite, claro. Suponen un sustitutivo muy recomendable para las cremas industriales. Aunque por mi experiencia personal, recomiendo no usarlos en la cara sin la supervisión de un dermatólogo.


Aceite vegetal de almendras dulces

El aceite comodín. Vale para todo tipo de pieles y, por lo que he leído, se puede aplicar también en bebés (aunque nuevamente, mejor consultarlo con un pediatra o dermatólogo). Es suave, no tiene olor y no suele dar problemas de alergias, aunque si eres alérgico o intolerante a los frutos secos, se aconseja evitarlo.

Es uno de los más utilizados en cosmética (como os decía, solo o mezclado con otros aceites) y también para dar masajes ya que es:

Hidratante. Mantiene el equilibrio hídrico de la piel previniendo estrías y otros problemas derivados de la sequedad.

Nutritivo. Sus antioxidantes y vitaminas ayudan a prevenir las arrugas, ojeras y manchas cutáneas.

Calmante. Ofrece mejoría en irritaciones cutáneas como quemaduras leves, eccemas, dermatitis, etc.

A mí me gusta mucho la marca Naissance, la he utilizado mucho y me ha resultado súper bien. Pero os dejo aquí abajo otros productos recomendados que tienen buena pinta.

Si por cualquier razón, no quieres/puedes utilizar aceite de almendras, puedes elegir otros aceites económicos para tu kit de aromaterapia para principiantes. En función de tu tipo de piel:

  • Pieles secas: Aceite de aguacate o de germen de trigo.
  • Pieles grasas: Aceite de avellana.
  • Pieles con tendencia a tener impurezas: Aceite de caléndula o de sésamo.
  • Pieles sensibles: Aceite de caléndula.
  • Pieles maduras: Aceite de germen de trigo.

Manteca de karité

Como su nombre indica, no se trata de un aceite sino de una manteca que se obtiene de los frutos del árbol del karité, originario del oeste de África. Su consistencia es semi-sólida, muy similar a la textura crema. Por esto puede resultar más cómoda de aplicar para los que no estén acostumbrados a las texturas más líquidas. Basta con coger un poquito de manteca apretando con el dedo y frotarla en las manos para que se derrita con el calor corporal.

Se puede utilizar sola o mezclándola con aceite esencial cuando esté derretida, aunque ya de por sí es muy muy hidratante, así que probar con cabeza. Los beneficios de la manteca de karité son:

Hidratante. Penetra en las capas más profundas de la piel y ayuda a retener la humedad en pieles deshidratadas. Sus efectos son acumulativos.

Nutritiva. Muy rica en vitaminas, ácidos grasos y antioxidantes que actúan contra la aparición de arrugas.

Regeneradora. Elimina células muertas de la piel y las regenera. No solo puedes utilizarla en la piel, sino también en los labios, cejas, pestañas, pelo…

Calmante. Al hidratar tan profundamente, calma los picores y otras irritaciones, picaduras de insectos, etc.

Protector solar. Ofrece un efecto protector suave frente a los UVB y UVA. Aunque, personalmente, yo no lo he probado y no sustituiría mi fotoprotector por manteca (soy fototipo 2).

Sólo he usado la manteca de karité que me traía mi amiga Isabel de Costa de Marfil, por lo que nunca he comprado. Pero os dejo aquí abajo algunos productos que me parece que pinta bien.


Gel puro de aloe vera

De textura gel, el aloe vera resulta muy refrescante y agradable cuando se aplica tópicamente. Puede utilizarse sin problema como sustancia portadora para aceites esenciales, aunque por sí solo también aporta muchísimos beneficios:

Calmante. De la piel irritada por agresiones externas, como depilación o afeitado, quemaduras solares, rozadoras, ampollas…

Cicatrizante.  Ayuda a cicatrizas mejor heridas recientes.

Regenerador. Con un uso continuado, atenúa e incluso borra las marcas en la piel.

Astringente. Regula la producción de sebo.

Desinfectante.

Hace unos años, se puso muy de moda el aloe vera, por lo que proliferaron en el mercado geles llenos de químicos que no son nada recomendables. El gel puro de aloe vera es transparente. Rechaza geles de color verde ya que eso indica que tienen colorantes artificiales.

Os dejo un par de geles de aloe vera de los que sé positivamente que son transparentes. Aunque podéis hacer vuestra propia búsqueda ?

Y ya está por hoy. Pero paz, amigos, la semana que viene, más. Mientras tanto, si te ha gustado, ten siempre a mano este post guardándolo en Pinterest:

Aromaterapia para Principiantes: Aceites vegetales | YoguiPrincipiante.com
Edito: Febrero 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.