Cómo llevar una dieta vegetariana equilibrada | YoguiPrincipiante.com
Cómo llevar una dieta vegetariana equilibrada
12 febrero, 2018
El mejor yoga para principiantes | YoguiPrincipiante.com
El mejor yoga para principiantes
26 febrero, 2018
Ver todo

Cómo crear tu espacio de meditación en casa

Todos conocemos los beneficios de meditar regularmente. Sin embargo, con todas las cargas y obligaciones diarias, puede costar encontrar un momento en el que no hacer nada y meditar. La atención plena se puede practicar en muchas situaciones, pero tener un espacio de meditación fácilmente accesible nos ayudará a asociarlo a esta práctica y, por lo tanto, meditar más a menudo. Hoy os cuento lo sencillo que es crear un espacio de meditación en casa, así que ¿por qué no probar?

Lo primero a tener en cuenta al meditar en casa, es contar con un espacio de meditación apropiado en el que nos sintamos a gusto.  Este espacio puede ser permanente o montarlo cada vez que te dispongas a meditar, eso no va a afectar a la calidad de tu práctica de meditación, pero como estamos viendo hoy, disponer de un espacio de meditación permanente en casa será beneficioso para tangibilizar tu práctica e incentivarla. Meditar en casa además nos ayuda a generar energía positiva en nuestro hogar, según dice Osho en su libro Meditación: La primera y última libertad (muy recomendable, por cierto), lo que nos ayuda además en nuestra práctica futura.

 

Estimulación sensorial

Lo más importante es que este nuevo espacio sea un remansito de paz que nos haga sentir cómodos y tranquilos. De ahí que sea importante trabajar con nuestros sentidos. Consiéntelos, consiéntete y déjate llevar:  ¿Qué te estimula positivamente? No te cortes en imaginar todo aquello que te haga feliz y llena tu espacio de meditación con ello. Al fin y al cabo, va a ser algo que vas a crear para ti, como una muestra de cariño.

Una forma sencilla de hacer este ejercicio, es repasar cada uno de nuestros sentidos e identificar qué nos estimula positivamente. No hace falta tampoco que nuestro espacio de meditación sea una feria de la estimulación sensorial. Podemos empezar incorporando un par e ir probando. Podremos ir cambiando o incorporando cosas nuevas, también según el tipo de meditación y el ejercicio que practiques (en caso de duda, puedes leer mi post con ejercicios fáciles para empezar a meditar).

 

Vista

Cualquier cosa que te regale la vista puede entrar en esta categoría. Aunque, para mí, una luz tenue y cálida es una de las cosaás s que me suele invitar a la relajación. Por eso, alguna forma de regular la luz puede ser de gran ayuda, como por ejemplo velas o lámparas de sal. En caso de usar velas, mejor optar por velas naturales para no respirar tóxicos. Para los más techies, las bombillas inteligentes también pueden ser una buena opción. Su luz puede regularse de varias de maneras diferentes según la ocasión.

 

 

Oído

Un sonido tranquilizador puede ser de gran ayuda para meditar. A mí personalmente me resulta más fácil concentrarme en los sonidos para parar mi mente. Ya sea con mantras cantados, el sonido OM, cuencos tibetanos o incluso música intrumental o sonidos naturales. Spotify es una joya, pero también hay varias apps gratuitas muy buenas. Encontrar la mejor opción para tí es solo cuestión de ir probando 😉

 

 

Olfato

El sentido del olfato es muy poderoso. Es capaz de hacernos recuperar recuerdos que creíamos olvidados, pero también de influir nuestro estado de ánimo gracias a la aromaterapia. Podemos recurrir a difusores de esencias que también nos ayudarán a humidificar el ambiente (yo tengo uno y me encanta), quemar incienso o palosanto, etc.

 

 

Tacto

Mi parte favorita OMG 😍 Aunque no es esencial meditar en el suelo, tradicionalmente se hace así, ya sea sentado o tumbado. Por eso, todo aquello que nos ayude a estar más a gusto, bienvenido sea. Para la meditación sentado, un zafú y/o cojines para ajustar nuestra postura de forma más blandita que con un bloque. Alfombras o colchas para colocar en el suelo pueden venir bien para resguardarnos del frío, pero también para delimitar nuestro espacio de meditación. Y, cómo no, alguna manta para taparnos cuando estemos tumbados o cubrirnos sentados.

 

 

Gusto

No tiene tanto que ver con la configuración de tu espacio de meditación, sino más bien con la experiencia. Nada como una buena bebida reconfortante que tomar tras la práctica para volver poco a poco en ti. Normalmente, el yoga y la meditación están muy asociados al , pero no tiene porqué serlo si a ti no te gusta. Zumos y batidos naturales, agua infusionada u otras infusiones herbales, las opciones son muy variadas. A mí me encantan las infusiones especiales, por ejemplo, que huelan rico y tomadas en boles o tazas bonitas (🤷‍♀️ 😂). Para los que viváis en España, no puedo dejar de recomendaros la tienda de té Valle (C/San Bernardo, 46, Madrid) con el maravilloso Julián al frente que te aconseja y nunca defrauda (también hacen pedidos online con el mismo amor 🍵💚).

 

 

Y para terminar, algunas fotos de inspiración que estoy utilizando para crear mi propio espacio de meditación en mi casa (¡os dejaré foto en Instagram una vez lo tenga listo!). Más inspiración todavía en mi tablero de Pinterest abajo 😉

 

Fuente: Urban Outfitters

 

Cómo crear tu espacio de meditación en casa | YoguiPrincipiante.com

Fuente: Loko Loko

 

Cómo crear tu espacio de meditación en casa | YoguiPrincipiante.com

Fuente: La Bici Azul

 

Cómo crear tu espacio de meditación en casa | YoguiPrincipiante.com

Fuente: Domino

 

 

 

Cómo crear tu espacio de meditación en casa | YoguiPrincipiante.com

Yogui Principiante utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario, si continuas navegando entendemos que aceptas su uso. Política de privacidad. ACEPTAR

Aviso de cookies