Las 12 Leyes de la Felicidad (Parte 2)

Las 12 Leyes de la Felicidad (Parte 2) | YoguiPrincipiante.com

Para casi todo hay un método inventado. Para la felicidad también. «Whaaaat?» pensarás. Pues sí, seguimos con la segunda parte de las 12 leyes de la felicidad de Dan Millman. ¿Las aplicas en tu vida? Descúbrelo…

Como ya dije en el post anterior en el que cubría las 6 primeras, estas 12 leyes vienen desarrolladas en el libro The Laws of Spirit, de Dan Millman. Es uno de los libros menos conocidos de su autor, pero desde luego, no tiene desperdicio. Me lo recomendó un amigo Dan, casualmente su tocayo, durante nuestra formación como profesores de yoga y no puedo hacer menos que recomendároslo yo también. Es un librito muy rápido de leer pero muy profundo y que a mí, por lo menos, me llegó mucho. Aunque lamentablemente no he conseguido encontrar su traducción al español.

Como no quiero destripar el libro, no he querido entrar demasiado en detalles. Os hago una pequeña introducción de cada ley que, espero sea lo suficientemente inspiradora como para animaros a leer el libro ??

7. La Ley de la Expectativa

Supongo que ya habréis oído hablar de la manifestación. Pues sí, esta ley tiene mucho que ver con ella, pero wait! No, esto no es una derivación más de El Secreto, tiene sus matices. La Ley de la Expectativa no habla de que si deseas algo con mucha fuerza, el universo te sonreirá y lo conseguirás. No. Habla de algo más lógico, pero que al mismo tiempo, muchas veces olvidamos: Generalmente, no podemos conseguir aquello que no nos podemos imaginar. ¿No te ha pasado nunca que te concentras tanto en un problema que al final casi ni piensas en cómo serías si ese problema se hubiera solucionado? Sé que suena rebuscado, y desde luego no es algo evidente de lo que darse cuenta, pero a mí me ha pasado.

«La energía sigue al pensamiento, nos movemos hacia lo que podemos imaginar, no más allá […] Lo que ves depende de a qué decides mirar, y a dónde miras depende de lo que esperas ver.» Y, para terminar, un antiguo verso que también aparece en el libro ? «Dos hombres miraban a través de los barrotes de su celda; uno vio fango, el otro vio estrellas».

8. La Ley de la Integridad

Integridad

f. Cualidad atribuida a una persona recta, proba, intachable, con la fortaleza para mantener las propias ideas morales.

Esta ley nos habla de cómo el vivir y actuar de acuerdo a lo que pensamos nos aporta felicidad. Pero sin duda, esta es la ley que más difícil me parece de aplicar. En mi caso, por lo menos, lo es, porque muchas veces lo que pienso varía, y al final parece que lo único que perdura es el sentimiento de haber actuado mal. No sé si es algo generalizado, o es que a mí me gusta auto-flagelarme, que también.

Probablemente todos tengamos una imagen clara de cómo nos gustaría ser, pero casi resulta más sencillo desvincularse de nuestra naturaleza para que las cosas sean más fáciles. Y al final acabamos todos jodidos y gastando millonadas en terapia. Ser íntegro no es fácil. Requiere aceptación, seguridad en uno mismo y la valentía de abrirse y mostrarse tal como uno es. Acojona, sí, pero, ¿te gusta la otra alternativa?

9. La Ley de la Acción

Demasiadas veces vivimos con el piloto automático, sin realmente hacer nada de forma activa. El miedo es uno de los principales obstáculos con los que nos autosaboteamos. Cualquier miedo, el miedo a fallar, el miedo a decepcionar, el miedo a equivocarse y acabar en la mierda. Es más seguro y cómodo mantenernos en la inercia de una vida que ya funciona rodada, a pesar de que no nos hace felices, que tomar cartas en el asunto y ACTUAR. ¿Te suena? A mí, desde luego, sí.

Sin embargo, esta ley nos recuerda que sólo actuar hace que las cosas que quieres en tu vida se vuelvan reales. Podemos entender conceptos, pero únicamente sabremos cuando los experimentemos. Una vez más, cito a Millman: «Hacer lleva al entendimiento. La acción transforma conocimiento en sabiduría. Si quieres algo, ponte en acción para conseguirlo.»

10. La Ley de los Ciclos

Todo sucede a su debido tiempo. El ejemplo perfecto, está en la naturaleza, dónde las estaciones o las mareas se suceden de forma perfecta, y se complementan unas a otras. Opino que, de igual forma que no se puede entender la primavera sin el otoño, no podemos entender lo que es estar contento sin haber estado triste.

Todo, incluídos nosotros mismos, nos movemos por «ciclos, ritmos y patrones». En mi caso, mi vida es claramente cíclica. Podría dibujarte ahora mismo una gráfica con los estados anímicos de mi vida, y el patrón sería claro. Para bajar, hay que haber subido previamente; y lamento decirte, que no se puede estar siempre arriba… Sin embargo, entender que la vida también es un ciclo, me ha traído mucha más paz y me ha permitido también apreciar los momentos malos de mi vida de los que, ahora que miro atrás, al final siempre he salido. Eso sí, reforzada y con una mayor gratitud por los buenos momentos, presentes o pasados ??

11. La Ley de la Rendición

Creo que no estamos acostumbrados a rendirnos. De hecho, pregúntate, ¿con qué asociamos el concepto de «rendición»? A mí, personalmente, siempre me ha evocado pérdida. De control, de esperanza. En definitiva, algo negativo. Sin embargo, esta ley nos invita a tomarnos la rendición como algo enriquecedor y con grandes posibilidades. Sinceramente, no puedo encontrar una mejor explicación que la que utiliza Millman en el libro:

«Rendirse significa aceptar este momento, este cuerpo, esta vida, la tuya, con los brazos abiertos. Rendirse significa apartarse de tu propio camino y […] aceptar cada desafío como una oportunidad de crecimiento espiritual.»

¡¡Amén, hermano!!

12. La Ley de la Unidad

Es quizás la más new age y menos digerible para muchas sensibilidades modernas, pero si dejamos a un lado algunos prejuicios, es una reflexión preciosa acerca de concentrarse en aquello que nos une, y no en lo que nos separa.

Hoy en día, parece que sobran razones para separarse unos de otros, pero muchas veces se nos olvida que todos los seres vivos formamos parte de algo más grande, sea lo que sea. Esta ley nos invita a recordar nuestra conexión, dejar atrás el miedo, la envidia o el resentimiento, y aceptar que todos somos uno.

Y con esto y un bizcocho, hasta la semana que viene a las ocho.

Espero que a pesar de la densidad, os sea de utilidad y, si os animáis, leeros el libro, es una inyección de energía positiva.

¡Gracias por leer!

Las 12 Leyes de la Felicidad (Parte 2) | YoguiPrincipiante.com

Wishlist de Yogui Principiante

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.