Todo sobre las proteínas vegetales | YoguiPrincipiante.com
Todo lo que siempre quisiste saber sobre las proteínas vegetales
12 noviembre, 2018
Las 12 Leyes de la Felicidad (Parte 2) | YoguiPrincipiante.com
Las 12 Leyes de la Felicidad (Parte 2)
11 diciembre, 2018
Ver todo

Las 12 Leyes de la Felicidad (Parte 1)

Las 12 Leyes de la Felicidad (Parte 1) | YoguiPrincipiante.com

La felicidad es claramente algo muy subjetivo. Sin embargo, ¿qué me dirías si te dijera que hay reglas para ayudarte a conseguirla? Hoy os traigo la primera parte de una lista muy inspiradora para guiarnos en nuestro camino hacia la felicidad.

Estas 12 leyes vienen desarrolladas en el libro The Laws of Spirit, de Dan Millman. Es uno de los libros menos conocidos de su autor, pero desde luego, no tiene desperdicio. Me lo recomendó mi amigo Dan, casualmente su tocayo, durante nuestra formación como profesores de yoga y no puedo hacer menos que recomendároslo yo también. Es un librito muy rápido de leer pero muy profundo y que a mí, por lo menos, me llegó mucho. Aunque lamentablemente no he conseguido encontrar su traducción al español.

Como no quiero destripar el libro, no he querido entrar demasiado en detalles. Os hago una pequeña introducción de cada ley que, espero sea lo suficientemente inspiradora como para animaros a leer el libro 📚🤓

 

1. La Ley del Equilibrio

Empezamos suavecito con la ley del equilibrio. Que no es otra cosa que lo que ya decía Aristóteles, “en el punto medio está la virtud”. En esta ley, Millman nos recuerda que el equilibrio está presente en todos los aspectos de la vida, no sólo en nuestras acciones, como yo solía pensar, por ejemplo; sino también en cómo gestionamos nuestras propias emociones.

Sin embargo, no sé si a vosotros os ha pasado también, que siempre os sentís incómodos en un determinado área de vuestra vida, hagáis lo que hagáis. ¿Os habéis parado a pensar que quizás esto sucede porque no conocemos el punto medio? Todo puede hacerse de más y hacerse de menos, pero una vez experimentados los extremos, quizás resulte más sencillo encontrar el punto de equilibrio que nos lleve a la felicidad ☺️

 

2. La Ley de la Elección

Hay demasiadas cosas en la vida que no podemos elegir. Desde luego, no podemos elegir nuestras circunstancias, pero lo que sí podemos elegir es cómo nos enfrentamos a ellas. Aunque a veces nos sintamos forzados a actuar de una determinada manera, una de las lecciones más valiosas que he aprendido este año es que siempre siempre tenemos la posibilidad de elegir. Claro que eso no significa ni mucho menos que todas las elecciones sean fáciles ni evidentes…

Muchas veces, me he sentido víctima de mis circunstancias al sentirme obligada a actuar de una determinada manera. A disimular mi cabreo ante personas cercanas por no generar conflicto, a hacer horas extra no pagadas todos los días porque es “política de la empresa”, a decir que sí a amigos o familiares cuando realmente quería decir no, etc. Estas situaciones me han generado siempre frustración, insatisfacción conmigo misma, ansiedad. Sin embargo, no me daba cuenta de que siempre tuve la posibilidad de elegir, sólo que mi elección era el camino más sencillo: pisotearme a mí misma. Como dice Dan Millman, “el libre albedrío es al mismo tiempo una bendición y una maldición”.

 

3. La Ley del Proceso

¿Habéis oído eso de “Mientras llegas a tu destino, disfruta del camino”? Pues de eso básicamente va la ley del Proceso. ¿Cuántas veces no nos hemos enfocado tanto en conseguir algo que el camino para hacerlo se nos ha hecho poco menos que un infierno? (A mí me ha pasado). Nos concentramos tanto en llegar a ese momento que ansiamos, que nos olvidamos de que aquello que nos separa de la meta es precisamente el proceso.

Otro gallo nos cantaría si cuidáramos más el proceso hacia nuestras metas, porque que quede claro que no depende de nadie más que de ti mismo disfrutarlo, a pesar de las 35650 adversidades que vendrán. Igual que la subida a una montaña, el proceso se hace paso a paso, con sus pequeños hitos y sus paradas que nos permiten hacer más amena la cuesta arriba. O incluso puede darse el caso de que descubres un sendero monísimo y te desvías y llegas a un sitio acojonante y te das cuenta de que la cima ya no te interesa, fíjate. (Esto a mí también me ha pasado). Pues eso.

 

4. La Ley de la Presencia

Esta ley nos presenta el tiempo como “una convención del pensamiento y del lenguaje”. Piénsalo. Es cierto que “el pasado y el futuro no tienen una realidad objetiva”, sólo suceden mientras tú los estás recreando. Ahora piensa en los problemas que te comen la cabeza últimamente. ¿Dónde están? A no ser que tu problema sea “me duele la cabeza”, “estoy en un vagón de metro petado de gente y estoy al borde de la asfixia” o cosas por el estilo, es muy probable que tus problemas estén en el pasado o en el futuro. Pero ahora mismo, todo va bien, ¿no crees?

Muchas veces, lo que pasa es que nuestro problema somos nosotros mismos, rumiando sobre nuestros problemas continuamente. Pero de lo que tenemos que darnos cuenta es que ese problema no está contigo todo el tiempo. De hecho, apuesto a que no está ni un 10% de tu tiempo, como muchísimo. Pero llevarlo contigo a todas horas no lo soluciona, simplemente te quita felicidad. Así que imagina todo el tiempo que pierdes de tu vida teniendo la mente puesta en otra cosa que no es el ahora 😧 APROVECHA, vive lo que tienes delante de ti, vive el presente, porque “a pesar de lo que tengas en la cabeza, tu cuerpo está aquí y ahora“.

 

5. La Ley de la Compasión

Siempre había identificado “compasión” con pena. Pero, hace poco, descubrí que “compasión” también puede ser el hecho de entender las acciones de los demás más allá de la opinión que tengamos de ellas y de cómo nos afecten. Me explico. Todos queremos lo mismo en esta vida (a la Pirámide de Maslow me remito). Sin embargo, no todos intentamos conseguirlo de la misma manera. Según Millman, “Compasión es reconocer que todos estamos haciéndolo lo mejor que podemos, dentro de nuestras limitaciones“.

Sin embargo, sólo podremos aplicar la compasión hacia otras personas cuando seamos capaces de tratarnos con compasión a nosotros mismos. Esta ley nos anima a aceptar nuestros errores y defectos como parte de un proceso de crecimiento y aprendizaje. Cuanto más somos capaces de aceptarnos y perdonarnos sin juzgarnos, más seremos capaces de hacerlo con los demás.

 

6. La Ley de la Fe

Cuando estás de lleno en una situación de mierda, o acabas de experimentar un fracaso en tu vida, suele ser difícil aceptar que tienen el potencial de resultar algo positivo en tu vida. Sin embargo, hacerlo tiene un gran efecto sobre nuestra felicidad. De esto va esta ley, de la fe en que lo que nos sucede sirve para algo, de que hay un bien mayor, a pesar de las apariencias. En mi caso, es cierto que muchas situaciones negativas que he vivido en el pasado, me han servido para algo positivo a medio-largo plazo. Ejemplos concretos, que sé que es lo que más os gusta, queridos míos. Por ejemplo, el pasar por varias relaciones de mierda, me ayudó a saber apreciar cuándo una persona valía la pena, y apostar por ella, a pesar de que en ese momento de mi vida no quería una nueva relación. Otro ejemplo, cuando estaba al borde de la depresión ansiosa en un trabajo, pensaba que lo que necesitaba era conseguir otro trabajo, pero tras más de seis meses haciendo entrevistas, no tenía ninguna oferta. Me sentía bastante inútil y desgraciada. Sin embargo, esta situación sólo sirvió de caldo de cultivo para tomar la decisión más importante de mi vida: dejar un trabajo que me hacía infeliz, tomarme tiempo para sanar y, posterioremente, formame como profesora de yoga.

Tener fe en que las cosas malas servirán para algo no significa tener la certeza de que lo serán. “La fe significa vivir con incertidumbre, […] no te vuelve infalible, pero te ayuda a ponerte a prueba, cometer errores y aprender de ellos, es decir, confiar en el proceso de tu vida.”

 

 

Y no era mi intención, pero al final me ha quedado un artículo densito, así que he decidido dividirlo en dos para no saturar. Si quieres continuar la lectura, eres un valiente. Te dejo el link aquí abajo:

Las 12 Leyes de la Felicidad según Dan Millman (Parte 2)

 

Espero que os haya resultado inspirador. ¡Gracias por leer!


Las 12 Leyes de la Felicidad (Parte 1) | YoguiPrincipiante.com