Los Ocho Pasos del Yoga

El Ashtanga Yoga, los 8 Pasos del Yoga, es uno de los pilares del Yoga clásico. Nos permite ver que el Yoga es mucho más que la práctica de una serie de posturas físicas como muchas veces se entiende hoy en día. Así que si quieres descubrir su alcance, sigue leyendo, ¡te sorprenderás seguro!

El sistema del Ashtanga Yoga con los 8 Pasos del Yoga fue descrito por Patañjali en su obra Yoga Sutras. Los Yoga Sutras se consideran uno de los textos fundacionales del contexto filosófico del Yoga clásico y ayudan a entender el Yoga desde un contexto más filosófico, más allá de la postura o asana. No son una lectura ni mucho menos sencilla así que hoy intentaré resumirlos de una forma amena en este post.

Los Yoga Sutras de Patañjali

Hay poca información sobre Patañjali. Se cree que fue un intelectual hinduísta de la casta de los Brahmanes con una amplia formación en filosofía, muy influenciado por el pensamiento budista y jainista, y enmarcado dentro de la escuela filosófica Sankhya.

Los Yoga Sutras datan del s. IV-V. En ellos, se recoge la tradición pre-existente del Yoga y se la sistematiza en 8 pasos o niveles para alcanzar el objetivo último del Yoga, que es el alcanzar una conciencia superior o unión. De ahí el título del sistema, ya que Ashtanga Yoga significa literalmente «Yoga de los 8 Pasos» en sánscrito. Ojo, no es lo mismo que el estilo de Yoga físico Ashtanga Yoga (del que probablemente hablaré en otro post más adelante).

Los Yoga Sutras son 195 sutras o aforismos, que más tarde fueron comentados por distintos autores. Los sutras como tal tienen un estilo muy minimalista y críptico, son muy difíciles de leer por sí solos, por eso, siempre se leen junto con los comentarios los cuales amplían la información y facilitan la compresión, aunque en general no os voy a engañar, son una lectura complicada. Así que si sentís curiosidad, estáis de suerte, ¡vamos allá!

El Ashtanga Yoga: Los Ocho Pasos del Yoga


1. Yamas

Una serie de prohibiciones o contenciones en el comportamiento social de los individuos. Son algo así como los Mandamientos del Cristianismo, aunque están divididos en dos partes. La primera parte serían efectivamente los cinco Yamas: Ahimsa (No violencia), Satya (Verdad), Asteya (No robar), Brahmacharya (Control de la energía sexual) y Aparigraha (No codicia).

2. Niyamas

Serían la segunda parte de los “Mandamientos” del Yoga. Una serie preceptos a seguir en el comportamiento individual. Tanto los Yamas como los Niyamas se complementan e intentana contribuir a que los individuos lleven una vida más armoniosa y en paz. Los cinco Niyamas son: Saucha (Limpieza), Santosha (Satisfacción), Tapas (Austeridad), Svadyaya (Auto-estudio) y Ishvara Pranidana (Devoción a la divinidad).

3. Asanas

Posturas del cuerpo cuyo objetivo es el permitir que la mente pueda ejercer el control de la respiración (Pranayama), ejercicios de visualización (Dharana) y la meditación (Dhyana). De ahí que las primeras posturas de Yoga fueran eminentemente sentadas. En ellas se primaba el mantenimiento de la columna vertebral recta para así permitir que la energía Kundalini fluyera.

4. Pranayama

Diferentes técnicas de control de la respiración para favorecer la concentración. Hoy en día se ha demostrado que la respiración tiene un poder enorme sobre el estado de la mente. El Ashtanga Yoga habla de que ejerciendo control sobre nuestra respiración, podremos ejercer control sobre nuestro estado mental para favorecer la entrada en estados de concentración cada vez más avanzados (descritos en los siguientes pasos).

5. Pratyahara

A partir de este paso, empezaremos a adentrarnos en una práctica puramente mental. A través de la práctica de Pratyahara, se buscará el control sobre nuestros sentidos evitando que se relacionen con los estímulos externos que llegan a su órgano correspondiente. Este me parece uno de los pasos más complicados de entender, pero intentaré resumirlo: Se supone que al controlar la respuesta ante un estímulo, por ejemplo, evitando responder ante un olor o sonido desagradable durante la meditación, evitaremos la alteración correspondiente y conseguiremos que la mente esté relajada y tranquila. Es una especie de desconexión del mundo físico exterior para poder centrarnos en nuestro interior.

6. Dharana

Concentración de la mente en un objeto. Hay diferentes objetos que se pueden utilizar, como nuestra respiración, un punto energético de nuestro cuerpo, una imagen, etc.

7. Dhyana

La propia práctica de la meditación. Todos los pasos anteriores no han sido más que una preparación para poder llegar a meditar. Dhyana llega cuando nuestra concentración está fijada en un objeto (Dharana) y somos capaces de mantener esa concentración ininterrumpidamente, sin dejar que se perturbe por otros pensamientos.

8. Samadhi

El paso final del Yoga es este estado de Super-Consciencia que se alcanza cuando entramos en un estado de meditación (Dhyana) tan avanzado que el objeto alcanza una entidad propia. Supone una iluminación del individuo y comprensión superior. Es el mismo concepto que en el Budismo se entiende como Nirvana.

No me quiero meter mucho más en este post, mi idea es poder entrar en profundidad en cada uno más adelante. Por ahora, espero que esta introducción os haya gustado y sido de utilidad.

¡Cuéntame!

¿Habías oído hablar o profundizado en los Yoga Sutras? ¿Estás interesadx en la dimensión filosófica del Yoga? A mí, personalmente, me parece super interesante y me ayuda mucho en mi vida, pero ¡me interesa saber tu opinión!

Y si el artículo te ha parecido interesante, ayúdame compartiéndolo y puntuándolo. ¡Gracias!

Wishlist de Yogui Principiante

2 Comments

  1. Carmen montes dice:

    Muy bien explicado
    Gracias

    • Natalia dice:

      Muchas gracias, Carmen. Me alegro mucho, mi intención era precisamente intentar simplificar para hacerlo accesible 🙂
      ¡Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.