Qué es el Ashtanga Yoga

Seguimos con la serie de posts sobre los estilos de yoga. Hoy hablo de las características y particularidades del estilo Ashtanga Yoga, también conocido como Ashtanga Vinyasa Yoga. ¿Quieres saber más?

El Ashtanga Vinyasa Yoga es un estilo creado a mediados del s. XX y que aboga por «adaptar el yoga clásico a la modernidad«. Ahora mismo es un estilo muy popular en Occidente y deriva del Vinyasa Yoga

¿Qué es el Ashtanga Yoga? 

El Ashtanga Yoga es un estilo bastante enérgico y dinámico que está compuesto por varias series fijas de posturas unidas entre ellas por un flujo de movimientos acompañados por la respiración (vinyasa). 

El alumno va siendo introducido en las posturas por el profesor de forma progresiva (en general de forma lineal, es decir, siguiendo el orden establecido en cada serie), y las aprende para luego practicarlas por su cuenta cada día. El profesor realiza ajustes a los alumnos cuando lo cree conveniente y les enseña nuevas posturas de la serie en la que estén, una vez hayan dominado las anteriores. A esto se le denomina el estilo Mysore. Sin embargo, también se pueden encontrar clases guiadas, aunque suelen ser menos frecuentes (alrededor de una vez por semana). 

El orden de las series de Ashtanga Yoga es el siguiente:

  • Surya Namaskar o Saludo al Sol (5 repeticiones de cada una de sus versiones: A y B)
  • Serie de posturas de pie
  • Primera Serie (Primary Series)
  • Segunda Serie (Intermediate Series)
  • Serie Avanzada (Advanced Series, que se compone de 4 series más: Avanzada A, B, C y D)
  • Serie de cierre (Invertidas, posturas sentadas y Savasana)

Todas las posturas de las series tienen indicaciones acerca de la forma en la que hay que respirar dentro del asana y el lugar en el que hay que fijar la mirada, pero (en mi experiencia) no se suele hacer hincapié en la alineación.

En general, el Ashtanga Yoga es un estilo que trabaja la fuerza, la flexibilidad y la disciplina, recomendando la práctica diaria 6 días a la semana (excepto en días de luna llena o luna nueva). 

Los orígenes del Ashtanga Yoga

Los orígenes de este estilo de Yoga físico vienen muy de la mano del Vinyasa Yoga de Tirumalai Krishnamacharya (llamémosle T.K. de aquí en adelante para abreviar, si me lo permitís). 

En su escuela de Mysore, T.K. Transmitió su enfoque novedoso en la práctica del Yoga físico, el Vinyasa Yoga, a varios de sus discípulos, entre ellos, a un joven Patthabi Jois. Al poco tiempo, Patthabi Jois fue enviado a una escuela diferente y empezó a enseñar por su cuenta, adaptando el estilo Vinyasa de su maestro. Aunque los vinyasas de T.K. eran abiertos y podían adaptarse en función del alumno, Patthabi Jois articuló unas series fijas de posturas que se practicaban en vinyasa (es decir, fluyendo de unas a otras en sincronía con la respiración). 

En 1948, Patthabi Jois fundó el «Ashtanga Yoga Institute», en Mysore (actualmente conocido como K Pattabhi Jois Ashtanga Yoga Institute o KPJAYI) dando entidad propia al que sería conocido a partir de entonces como Ashtanga Yoga o Ashtanga Vinyasa Yoga.

Allí, Patthabi Jois enseñó bajo este estilo descrito más arriba que hoy se conoce simplemente como Mysore. Uno de sus alumnos en los años 60, el belga André Van Lysebeth, escribió un libro tras su experiencia en el shala lo que dio a conocer el Ashtanga Yoga en el mundo occidental y provocó que muchos occidentales viajaran a Mysore a aprender. Fue el inicio de Mysore como «lugar de peregrinación» para los practicante de Ashtanga, que aún continúa hoy en día.

Hoy en día, para que un «Ashtangui» pueda ejercer como profesor, tiene que pasar varias temporadas como practicante en la escuela de Mysore y ser aprobado por el maestro. De hecho, se pueden chequear los profesores aprobados por país en esta web: http://www.kpjayshala.com/europe.html#

Sin embargo, el mundo del Ashtanga no está exento de polémica. Siguiendo la estela de T.K., conocido por su estricta y extremadamente rigurosa enseñanza del Yoga físico (a veces rozando incluso la violencia), se ha hablado ampliamente de los ajustes violentos que realizaba Patthabi Jois a sus alumnos, provocándoles incluso lesiones. Más recientemente, se han destapado varios casos de acoso y abuso sexual a varios alumnos que han empañado su memoria. E incluso su nieto, Sharath Jois, actual cabeza del Ashtanga Yoga, lanzó un comunicado oficial pidiendo disculpas por el comportamiento inapropiado de su abuelo.

Características del estilo Ashtanga Yoga

  • Posturas combinadas entre sí con movimiento en series fluidas acompasadas con la respiración
  • Las posturas se mantienen durante un número variable de respiraciones, aunque generalmente es breve
  • Flujos de posturas en la mayoría de las asanas, con algunas excepciones
  • Combinación de posturas clásicas y modernas (variaciones más avanzadas)
  • Ritmo medio/rápido e intensidad alta
  • No se utilizan accesorios
  • No se suelen adaptar las posturas para hacerlas más accesibles, sólo para corregir o ayudar a avanzar dentro del asana

¡Cuéntame!

¿Has probado el Ashtanga Yoga? A mí el enfoque de las series de posturas me parece interesante como ayuda para llevar una práctica personal, pero mi experiencia dentro del Ashtanga fue mala y creo que necesito más tiempo antes de volver a tener ganas de intentarlo. ¿Algún Ashtangui que me anime en comentarios? 😛

Para los que no lo hayáis probado, ¿te animarías después de saber un poco más de este estilo? Me interesa saber tu opinión 😉

Si el artículo te ha parecido interesante, ayúdame compartiéndolo y puntuándolo. ¡Gracias!

Wishlist de Yogui Principiante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.